¿Realmente es bueno usar aceite de oliva en la piel?

Gracias a J.Lo, el aceite de oliva está teniendo un momento.

Si bien un toque del alimento básico de la despensa agrega sabor a cualquier ensalada o pasta, la estrella lo ha elegido como el ingrediente héroe de su línea para el cuidado de la piel.

Usar aceite de oliva en la piel no es un concepto revolucionario. Las marcas de belleza lo han estado incorporando en sus fórmulas de productos para el cuidado del rostro durante años, y una búsqueda rápida en Google te dará un montón de trucos sobre cómo usar el aceite de oliva como limpiador o humectante.

Pero antes de invertir en un producto con este ingrediente o usarlo directo de la botella, recurrimos a dos de los mejores dermatólogos para analizar los beneficios de usar el aceite en tu rutina de cuidado de la piel, además de los posibles efectos secundarios.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de oliva para el cuidado de la piel?

El aceite de oliva se ha utilizado en el cuidado de la cara durante siglos, porque tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, pero sus efectos negativos pueden superar los beneficios. Resulta que las propiedades emolientes del aceite no son la mejor opción para hidratar la piel.

“El aceite de oliva tiene un alto porcentaje de los ácidos grasos, ácido oleico y ácido linoleico, el último de los cuales es un ácido graso esencial para la piel”, dice Caroline Robinson, MD, FAAD, dermatóloga y fundadora de Tone Dermatology. “Los ácidos grasos esenciales son aquellos que nuestra piel no puede producir por sí sola, pero la mayoría de las personas pueden obtener una cantidad suficiente a través de la dieta”.

Sin embargo, el dermatólogo dice que el ácido oleico (no un ácido graso esencial) permite que el agua se escape, aumentando potencialmente el riesgo de deshidratación. También puede obstruir los poros de la piel propensa al acné (más sobre esto adelante).

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios del aceite de oliva?

“Pequeños estudios muestran que puede alterar la barrera cutánea, por lo que, si bien puede que no sea dañino para la mayoría de las personas, para quienes tienen piel sensible o acné, no sería una buena opción y existen ingredientes mucho mejores, incluida la glicerina, ácido hialurónico, ceramidas y dimeticona que son más beneficiosos para la hidratación y el mantenimiento de una barrera cutánea saludable ”, explica Shari Marchbein, MD, FAAD, dermatóloga en la ciudad de Nueva York.

Y dado que el aceite de oliva es moderadamente comedogénico, puede obstruir los poros y desencadenar brotes en pieles grasas o propensas al acné.

Además de obstruir los poros y aumentar la sequedad, el aceite de oliva también puede causar descamación en tipos de piel susceptibles. “Podría causar un brote de malassezia, el organismo de levadura que causa la caspa, que se alimenta del aceites”, dice el Dr. Marchbein. “El ácido oleico (el principal ácido graso del aceite de oliva) se crea cuando la levadura que causa la caspa descompone el sebo de la piel”.

Entonces, ¿el aceite de oliva es seguro para la piel?

Ambos dermatólogos están de acuerdo en que es necesario realizar más estudios sobre los efectos del aceite de oliva, pero mientras tanto, existen mejores ingredientes hidratantes para incorporar a tu rutina.

“Ciertos aceites actúan como emolientes para suavizar la piel, el aceite de jojoba y el aceite mineral son algunos ejemplos”, dice el Dr. Marchbein. “Aunque el aceite facial no sería mi producto preferido como limpiador o humectante, para las personas con piel seca y sensible, puede ser tolerado”. En cambio, recomienda un humectante que combine emolientes, humectantes y oclusivos, incluidos ácido hialurónico, glicerina y dimeticona.

Pero antes de tirar cualquier producto para el cuidado de la piel con aceite de oliva, los productos formulados con él generalmente contienen pequeñas cantidades y es menos probable que causen efectos secundarios. Sin embargo, si te haces mascarillas caseras o usas aceite de oliva como primer paso en una doble limpieza, es mejor prevenir que curar.

“Aconsejo a mis pacientes que eviten las tentadoras mascarillas caseras y recetas para el cuidado de la piel en línea”, dice el Dr. Robinson. “Si bien estos son generalmente seguros, no son los más efectivos y ponen la piel en riesgo de brotes y deshidratación”.

Este artículo fue publicado originalmente en Instyle.com.

Go Viral