Stop! Estos 8 errores hacen que tu perfume no dure
Belleza

Stop! Estos 8 errores hacen que tu perfume no dure

Si crees que tu signature scent no dura suficiente en tu piel o el líquido en la botella cambia de olor o color, quizá estás cometiendo alguno de estos errores con tu perfume.

Hay muchas cosas que amamos sobre las fragancias: cómo pueden cambiar nuestro estado de ánimo y el ambiente y los cumplidos que recibimos, por ejemplo.  Por eso tiene sentido que, cuando encuentras un aroma que te gusta, quieres que dure lo más posible en tu piel y que tenga el mismo encanto que tuvo en la tienda. Sin embargo, esto no siempre es tan fácil como parece. 

No creemos en las reglas, tú puedes hacer lo que mejor te funcione, pero sí podemos mencionarte los errores más comunes relacionados con el perfume, porque conocerlos podría ayudarte a elegir, aplicar y guardar tus favoritos.

Los errores típicos al ponerte perfume y cómo corregirlos

errores perfume

1. Unir tus muñecas después de aplicarlo

Una y otra vez nos han dicho que debemos ponernos perfume en las muñecas, así que seguro ya lo haces casi como instinto y después las frotas entre ellas, porque así se secan más rápido. Cuidado: esto es un error. 

Ross Barry, Embajador de Fragancia de Maison Margiela REPLICA, explica que frotar rompe las moléculas de aroma, lo que rompe la integridad de la fragancia. Por eso Veronique Gabai, fundadora de la marca del mismo nombre, dice que puedes darle toquecitos a tu perfume o simplemente dejarlas secar, lo que lo mantendrá intacto. 

2. Rociar el perfume en piel seca

Si sientes que tu perfume no dura tanto como te gustaría, la razón podría ser que lo aplicas en piel seca. Barry recomienda que la hidrates bien con crema, de preferencia una sin aroma, para que no se contrarresten entre sí.

3. Guardar tu perfume en el baño

Sabemos que es conveniente guardar tus perfumes con tus productos de belleza en el baño, pero no es una buena idea. Barry dice que esto sucede porque la humedad descompone el aroma más rápido, e incluso que podría durar el doble si guardas tus botellas en un espacio seco. 

4. Replicarlo durante el día

Es clásico que, unas horas después de ponerte perfume, ya no lo puedas oler, pero esto no quiere decir que no esté ahí. Gabai nos cuenta que tu cerebro procesa el olor como normal, así que ya no lo detecta. Pero si sigues atomizando más y más, las personas a tu alrededor sí lo notarán y les parecerá demasiado, además de que tus botellas durarán mucho menos. Por eso, la experta recomienda reaplicar solo una vez al día. 

5. Comprar sin probar antes

Comprar en línea es maravilloso, pero no cuando se trata de fragancias que nunca has probado, sin importar qué tan clara parezca la descripción. 

Gabai explica que incluso oler un perfume rápidamente en la botella no nos da la interacción necesaria. Lo que debes hacer es probarlo en tu piel, y así sabrás cómo se combina con tu olor natural.

6. Probar varios perfumes, uno después de otro

Si alguna vez has ido a una cata de vino, sabes que no debes probar 5 tintos seguidos, sino que debes limpiar tu paladar y darle un reset antes de ir por una copa distinta. Lo mismo aplica a los aromas.

Llevar varias mezclas a tu nariz puede afectar la manera en la que tu cerebro las entiende, por lo que Gabai sugiere que simplemente hagas varias respiraciones rápidas, con énfasis en la exhalación. 

7. Dejar tu botella de perfume a la luz del sol

Mientras la botella de tu perfume esté lejos de la luz, el calor y la humedad, puede durar mucho tiempo. Lo ideal es que la tengas en un cajón y no encima de tu tocador, donde la luz puede afectar al contenido. 

8. Tener solo un signature scent

Claro que todos tenemos nuestras fragancias favoritas que nos definen, pero como el aroma es muy personal y puede afectar incluso nuestro humor o vibra, recomendamos mejor tener varios perfumes que puedas alternar. 

“No usas el mismo outfit cada día, así que ¿por qué hacer lo mismo con el perfume?”, dice Barry.

Nota original: InStyle.com

Explora más en: Instyle.mx