No es que disfrutemos reírnos de la desgracia ajena… pero sinceramente no pudimos evitar soltar una carcajada después de ver estos videos de beauty bloggers que documentaron en video algunos tutoriales fallidos.