Pexels

Cuando queremos quitarnos de encima esos kilitos de más, solemos aplicar algunos remedios caseros o dietas sin fundamento, con la creencia de que bajaremos de peso de una forma rápida y eficaz.

dieta
Lo cierto es que lo único que hacemos es propiciar que nuestro cuerpo gane peso. Para que no te pase esto, en InStyle te compartimos los tres errores más comunes que cometes a la hora del desayuno y que te pueden hacer engordar.

1. Saltarlo para ahorrarse las calorías

Si piensas que quitarte una hora de alimento te hará comer menos, estás muy equivocada. Aunque las primeras semanas puede funcionar, un estudio del American Journal Epidemiology encontró que las personas que se saltan el desayuno regularmente, tienen mayor riesgo de padecer obesidad en el futuro. Además si no desayunas, será más difícil controlar los antojos durante el resto del día.

emma stone¿Un desayuno rápido? Opta por un plato de fruta con yogurt; combina 1/4 de avena seca con una taza y media de yoghurt natural. Agrega una taza de fresas, una pizca de canela para darle sabor y finalmente una cucharada de semillas de chía.

2. Un desayuno alto en carbohidratos

Existe la creencia de que ingerir una gran cantidad de carbohidratos a la hora del desayuno te quitará el hambre horas después. Esto además de ser falso, hará que tu metabolismo se vuelva lento y tu cuerpo gane peso al usar esos carbohidratos como fuente de energía, dejando las reservas de grasa en tu cuerpo. ¡Ahora sabemos de dónde vienen los rollitos!
Apuesta por un desayuno con proteínas magras y grasas, como una tostada cubierta con salsa de tomate y jamón serrano. Acompáñala de carbohidratos buenos como el aguacate y las zanahorias. ¿Un consejo? ¡Olvídate del pan dulce!

Lee: Los desayunos healthy que las modelos aman
donut

Lee: Desayunos on the go para mañanas aceleradas

3. Desayuno escaso

Tomar un desayuno con pocos elementos no hará que bajes de peso, al contrario. En realidad ésta es la única comida del día que tu cuerpo asimilará de forma adecuada, así que un desayuno balanceado no reservará grasas, sólo te dará la energía que para comenzar tu día. ¿Quieres bajar de peso? Opta por comer más calorías en el desayuno y trata de disminuirlas en la cena.

Prueba con un omelette de claras de huevo, un tazón de tu fruta preferida y un vaso de jugo de naranja.
comer