Esta temporada los cuadros se renuevan y dejan de ser los referentes indiscutibles de los uniformes para convertirse en la tendencia más hot del otoño.
Un vestido con este estampado puede ser más trendy de lo que crees. Combínalo con un par de botas y una leather jacket. Si lo tuyo es algo más relajado, bastará un trench ligero.

Claro que un abrigo inspirado en esta tendencia no puede faltar en tu clóset. Es mejor que llegue por debajo de la rodilla para poder ocuparlo en todo tipo de ocasiones. 

Deja que el estampado escocés sea el protagonista de tu look y llévalo en en un total look, o incluso puedes revivir la esencia del punk en uno de tus outfits. Si quieres darle un toque más pulido cambia las botas por un par de stilettos.