Después de leer nuestra nota para hacer un detox a tu clóset, aprovechar las ofertas y recibir muchos regalitos en estas fiestas, seguramente tu guardarropa quedó súper renovado.

Pero ahora, ¿qué debes hacer con la ropa que ya no usarás?
El primer paso es dividirla en prendas que están en buen estado y las prendas que ya no pueden tener una segunda oportunidad.

EN BUEN ESTADO:
Es muy probable que cerca de tu casa o caminando por las calles del centro de tu ciudad has visto varias iniciativas de donación en paredes y postes. Si algunas de las prendas que quieres descartar de tu clóset son abrigos o ropa de invierno puedes unirte a este movimiento. O juntarte con amigas y hacer la donación en una casa hogar.

 

SIN OPORTUNIDAD:
A esa ropa que de plano no se puede hacer más por ella, guárdala dentro de una bolsa de plástico y llévala a tu H&M más cercano.

Además de ayudar a nuestro planeta con una reutilización de fibras, la tienda te regala un cupón de descuento para tu siguiente compra.

 

MOOD CREATIVO:
Si crees que sólo le falta una renovada a tus prendas puedes checar varias ideas en Pinterest para darle un upgrade a esa ropa y usarla de nuevo. Eso sí, contempla que la costura y habilidad manual son requisitos básicos.

Incluso puedes juntar a varias amigas para hacerlo juntas.