Tu denim jacket y tus jeans son los básicos de tu clóset que rara vez dejamos de usar en temporada de frío. Pero, ¿qué pasa cuando quieres llevar tus prenda de mezclilla favorita en un día helado?

El secreto es complementar con piezas de tejidos más gruesos que la mezclilla para poder mantener tu  temperatura.

Camisa

Es una de las prendas más favorables para las bajas temperaturas. Procura llevarla abotonada completamente. Usa un trench o un abrigo de fur para darle un toque más trendy a tu look.

 

Jeans

El denim es un tejido que es muy poco térmico, pero puedes llevar medias o leggings debajo de tus jeans para no sentir el frío. Además de eso un suéter en velvet o cashmere será el aliado perfecto.

 

Falda

Botas XXL y blusas de cuello alto te harán ver súper stylish y warm con denim. Si eres muy friolenta opta por llevar medias gruesas.

 

Chamarra

Es una pieza perfecta para un look en layering. Crea un contraste de color y textura con el resto de las prendas para hacerla la protagonista de tu outfit.