Las mujeres somos criaturas muy complejas. Seguimos a gente que no nos cae tan bien pero nos encanta “analizar” en nuestras redes sociales, decimos que no tenemos nada cuando obviamente nos pasa algo, y hay días que sentimos que nos vemos terribles con cualquier cosa que nos pongamos. Y, aún en días en donde nos amamos completamente con todo y nuestros defectos, las inseguridades logran sacar lo peor de nosotros. 

Así que, de vez en cuando tenemos que tomarnos una chill pill, tener un poco más de confianza y dejar de ser tan duras con nosotras mismas. Lo mas probable es que esos días, sientas que eres un 6 cuando claramente eres un 11. Y también, seguramente te sientes así porque estás usando un suéter oversized 3 tallas más grandes del que deberías.

Entonces, para ayudarlas a descubrir su “best fashion self” aquí les dejamos 7 consejos que las van a ayudar a darle un punch a su outfit en esos días en los que parece que la moda nada más no quiere cooperar. 

1. Dobla tus mangas

Cuando uses una chamarra, dobla las mangas. Te hará ver una talla más chica inmediatamente, porque el foco quedará en tus brazos y no en la cadera. Este truco, también es perfecto para esos momentos en los que estás de shopping y ya no hay tu talla. Pero, (no hay manera en que te vayas de la tienda sin esa maldita chamarra) y te ves forzada a comprar la siguiente talla. 

2. Sé la master del half-tuck

Mientras que fajar tu top por completo a veces puede hacerte sentir súper teta, y el no hacerlo hace que te sientas ancha y sin forma, el half tuck es el punto medio ideal. Acentúa tu cintura y te hace ver super cool y relajada Y, al mismo tiempo: parece que ni siquiera lo planeaste para que pasara. (Aunque obvio sí). 

3. Aprende a amar el rosa otra vez

Hace tiempo, empezamos a evadir el color rosa como si fuera una plaga: se convirtió en algo demasiado lindo, y sólo apto para niñas chiquitas. Y nosotras ya éramos adultas. Pero en algún momento se volvió cool otra vez, no lindo. Así que, aprende a amarlo otra vez y aplícalo a siluetas con las que te sientas cómoda: oversized t-shirt, pantalones de piernas anchas, bomber jackets o vestidos. Own it! 

4. Strong Denim 

No todas tenemos el presupuesto para comprar jeans cada vez que vemos a Kendall o Gigi usar un par nuevo y cool, así que tenemos que ponernos crafty y darles a nuestros pares existentes un makeover de vez en cuando. Si eres buena con las manualidades, corta el dobladillo de unos justo encima del tobillo y deja que el dobladillo se deshaga sólo. Otras veces, el doblarlos es todo lo que necesitas —los jeans de corte recto se ven increíbles con un cuff delgado a la altura del tobillo, y los skinny funcionan perfecto con uno un poco más ancho. 

5. Layering monocromático

Es súper común, sobre todo en la época de Fashion Week ver a mujeres vestidas de pies a cabeza en colores neutros, denim o alguna tonalidad de verde espantoso —y logran verse increíbles. ¿Neta son tan effortless como parece? No. Cuando dudes en si puedes lograr un look monocromático o no, escoge un color y arma tu outfit desde ahí. Incorpora un color en todas sus tonalidades diferentes: rojo, vino, morado. Denim, azul cobalto y baby blue. (You get the idea). 

 

6. Acentúa la cintura

No sólo existen los cinturones para hacerlo. Hay mil maneras diferentes de acentuar tu cintura. Amarra un nudo a una t-shirt básica o un vestido, ponte un crop top por encima de un suéter, o deja un poco de piel entre tu top y pantalón. 

7. Invierte en una bolsa statement

Alguien me dijo alguna vez que el secreto para un árbol de navidad increíble, es comprar uno muy barato y decorarlo con adornos carísimos. Todo es una ilusión. Fast forward y aplícalo a la vida real. En esta historia, tu eres el árbol de Navidad. Si inviertes en accesorios statement como una bolsa buena o un par de zapatos increíbles, el resto de tu outfit va a verse como salido de una pasarela, aunque sea un costal de papas.