Foto: Gareth Fuller/PA Wire

Durante la primera boda real de 2018, todos los ojos estaban puestos en Meghan, pero para la segunda… bueno, muchos ojos todavía estaban en Meghan.

Esta vez, Markle no era la novia ruborizada (ese honor es para la princesa Eugenia), pero resaltó entre la multitud con el atuendo de invitada en la boda real de Eugenia con Jack Brooksbank. El príncipe Harry estaba a su lado y parecían más royals que nunca. Para el día especial, Markle llevaba un vestido y un abrigo azul marino firmado por Givenchy, la misma casa de diseño responsable de su propio vestido de novia. Su sombrero era de Noel Stewart.

Lee: El vestido de la Princesa Eugenia fue diseñado para mostrar sus cicatrices

 

Meghan Markle Net 👑 on Twitter

Meghan & Harry are there 😍

Mientras la pareja parece lista para un día de celebración, supuestamente tuvieron que interrumpir las festividades. Marie Claire informó que Harry y Meghan deben irse temprano debido a su inminente viaje a Australia para su primera gira oficial.

Foto: Gareth Fuller/PA Wire

El look de Meghan no ha tenido tan buenos comentarios en las redes sociales, mientras algunos creen que no se esforzó lo suficiente, otros creen que fue demasiado aburrido.

¿Tú qué opinas?

Por: Alexandra Whittaker
InStyle US