Foto: Vittorio Zunino Celotto/Getty Images

Ayer nos levantamos con el rumor de que Michael Kors habría adquirido Versace y esto generó la percepción de que la casa americana MK había “comprado”, la exuberante casa de moda italiana, creando confusión para muchos amantes del rubro. Hoy se hizo oficial.

La realidad es que Michael Kors el diseñador, no compró Versace. Michael Kors Holding Limited, la multinacional de moda basada en Londres y fundada por Michael Kors es quien esta en el proceso de fusionar a la casa italiana. Se rumora que la venta está cerca de los dos billones de dólares, lo que significa que, así actuando se está incrementando el valor económico de este conglomerado y a la vez se está inyectándole a la marca italiana una cantidad importante de dinero lo que hará que la misma crezca aún más.

Lee: Versace y otras marcas que han dicho adiós al fur en sus colecciones

EL año pasado, Michael Kors Holding LTD sorprendió al mercado al comprar Jimmy Choo por 1.2 billones de dólares; agregándole ahora Versace este hecho posiciona a la multinacional al nivel de los grandes conglomerados industriales de la moda: Piug, LVMH, Kering y Trapestry.

Algunos se pueden preguntar por qué últimamente escuchamos tantas noticias sobre casas de moda uniéndose a conglomerados: por ejemplo Carolina Herrera y Dries Van Noten uniéndose a PIUG o nuevos rumores como el que Salvatore Ferragamo se convertirá parte de la cartera de LVMH. Esto es producto de lo rápido que se esta moviendo el mercado, lo cambiante que es, el poder de consumo que gozan millennials asiáticos, el cual esta creciendo con furor y lo influyente que se han convertido las redes sociales a la hora de mercadear y comprar.

(Foto: Tristan Fewings/Getty Images)

En un debate antológico y moral se discute si las marcas pierden su esencia al venderse a estos conglomerados para así sobrevivir en el mercado. Esto hay que verlo dependiendo de los acuerdos que se establecen en la dirección creativa de las casas de moda, pues como hemos presenciado, el rol del creativo hoy en día es, no solo ser relevante marcando tendencias, posicionarse en el mercado, garantizar ventas, sino también en mantener la herencia histórica de la casa, su esencia sin perder su identidad en el proceso.

La conclusión es que la industria esta rápidamente cambiando y para sobrevivir y poder competir, las grandes marcas necesitan inversiones monetarias cuantiosas para ser parte del cambio y no quedarse atrás.

Maximizar su eficiencia gerencial en materia de distribución, manejo de insumos y procesos, promoción y marketing, redes y ventas finales es el objetivo real de estos acuerdos y negociaciones.

Estas negociaciones nos hacen intuir que la moda se seguirá imponiendo en el mercado como un sector influyente y una fuerza económica dominante en el mundo actual.