Nina Ricci Fall/Winter 2017/2018 (FotoPascal Le Segretain/Getty Images)

Es imposible hablar de moda sin tener una noción clara de lo que sucede en el mundo. Las tendencias son un reflejo de lo que acontece a nuestro alrededor. Estamos viviendo una era tan plena de información sobre todo en materia política, deportiva, feminismo, inclusión, derechos humanos, etc., que capturar cómo incide todo esto en los estilos y diseños es tarea de titanes, por lo que, este próximo mes de la moda ¡vaya que promete!.

Lee: 8 cuentas de Instagram para seguir New York Fashion Week de cerca

El circo intinerante tendrá lugar en Nueva York, Londres, Milan y Paris. Cada ciudad tiene su particularidad, su momento, su estilo. Nueva York siempre ha sido el mas baby de las capitales de la moda, la mas comercial, aquella que te muestra lo que vende y lo que los millennials quieren. Londres siempre ha sido mas de estilo, de actitud y con todo el revuelo del Brexit veremos mucha de esa actitud, mucho nacionalismo y personalidad en sus pasarelas. Milán tiende a ser la ciudad de la diversión, de los colores y de los textiles, y aunque Alessandro Michele y Gucci migran a Paris, el diseño italiano tiene mucho que ofrecer. Luego de perderse un mundial y pasar meses sin gobierno, pareciera que Italia nuevamente está encontrando su norte, por lo que las expectativas son altas, incluso más que antes luego de que su patrimonio influencer: Chiara Ferragni, estimuló en las redes, internet y plataformas sociales un trafico valorizado en 36 millones de dólares el fin de semana de su boda.

¿Y París? París siempre será París, y considerando el buen momento que Francia pareciera estar viviendo, en la moda es esta capital la que nos hace entender todo: es el lugar donde estilos, diseños y tendencias se juntan y dan sentido a lo que nos espera en el mercado a futuro dado que lo que estaremos viendo ahora, estará disponible en la primavera del 2019, el mes de la moda (Septiembre – Octubre) es como el año nuevo del rubro, donde ideas nacen y nuevos comienzos se establecen.

Christian Dior Haute Couture Fall Winter 2018/2019 (Foto: Pascal Le Segretain/Getty Images)

Lee: Esto es lo que las modelos desayunan durante Fashion Week

Debutantes

Riccardo Tisci para Burberry. El italo-católico favorito del clan Kardashian/Jenner se aventurará en la clásica marca británica y ya los cambios se ven: emblemática, la reformulación del logo, creando el monograma Thomas Burberry que se ha visto en instalaciones de arte o publicas en diferentes ciudades como Shanghai en China, o en playas como en Sunset Beach New York.

Lee: Burberry cambió su logo después de 20 años

El segundo debutante es Heidi Slimane para Celine, quien al quitarle el acento al logo y retomando la vibra Celine previa a Philo, ha empezado a crear revuelo. El reto para diseñadores nuevos, es mantener la esencia de las marcas y re-inventarlas. En ambos casos han sin duda re-inventado sus logos y asÍ refrescado la personalidad por lo que la expectativa en las pasarelas es de grandes ansias.

Aniversarios

Ralph Lauren cumple cincuenta años en el mercado y piensa celebrarlo por todo lo alto. También tenemos el aniversario numero diez de Victoria Beckham quien lo celebrará en Londres y así se despide de Nueva York por ahora. Jenny Packham también esta de cumple (sus treinta) y como Beckham, también los celebrara en su ciudad de origen, Londres.

Regresos a New York

Proenza Schouler vuelve a Nueva York luego de un tiempo en París. Rihanna lanzará Savage X Fenty, su linea de ropa interior en la ciudad que nunca duerme; y por primera vez, Longchamp tendrá una pasarela full en la ciudad dándole así a este Fashion Week un cierto charm además de lo comercial.

La ausencia

Bottega Veneta quien se despidió de Tomas Maier y le dará la bienvenida a Daniel Lee en cuestión de días. La marca se esta reformando creativamente y no se presentará este otoño.

Este es un Fashion Month que promete, tendencias cambiantes y estilos cambiante es lo que veremos venir. Esperen mucho color menta, una vibra maximalista que no se va, un #metoo que pasa de conservador a mas sensual reforzando el poderío femenino y mucho pero mucho estilo.