Luz y sombra, clásico y vanguardista, positivo y negativo. Así de contrastante es lo nuevo de esta marca que ha sabido crear a partir de la inspiración pura. Junto a una de las artistas británicas más prolíficas dentro de la industria de la moda, Marella ha sumado a su equipo a Quentin Jones para colaborar en el desarrollo de piezas impregnadas por la fuerza de lo abstracto.

Marella ART.365 es el nombre de la colección que no ha dejado a nadie indiferente. Como parte del proceso, se encargó a la también ilustradora y cineasta el diseño de patrones y pinturas que darían vida a distintas prendas.

Los opuestos sí se atraen, así lo demostró al emplear el blanco y negro como parte medular de todo lo ideado. “Me di cuenta de que la marca se relacionaba con la simplicidad y lo clásico a través de una paleta monocromática. Trabajar en blanco y negro es algo que me atrae naturalmente con pintura y tinta, así que fue fácil comenzar”, afirma Quentin.

Dos vestidos, un top, una falda plisada y una chaqueta, encajan a la perfección con un par de pantalones anchos. Bolsos, zapatos y accesorios marcados con la esencia de un surrealismo chic,complementan la colección, para la que también se creó un video en donde los patrones se mezclan de un modo hipnótico formando un caleidoscopio de emociones.

La versatilidad en 14 prendas es el resultado de una mente cargada de emociones listas para explotar en cualquier momento. Una forma distinta de apropiarse del mundo, transformándolo en objetos de deseo.

Moderno, esencial, indispensable y funcional, son lagunas de las palabras que mejor podrían definir Marella ART.365, un conjunto de aciertos que no se pueden quedar fuera de tu clóset esta temporada.