Dan Charity - WPA Pool/Getty Images

Dejamos que Meghan Markle nos arrulle con un falso sentido de la monotonía del guardarropa con un desfile de trajes rosas ruborizados, y luego nos golpeó con una arrriesgada elección de moda.

La duquesa de Sussex hizo una aparición pública el miércoles para ver a Hamilton con su esposo, el príncipe Harry, pero fue su vestido el centro de atención, un minivestido tipo esmoquin muy corto de la marca Judith y Charles (compre aquí a la parecida), sin las pantimedias que marca el protocolo. Objetivamente hablando, rompe múltiples reglas reales de la moda.

Lee: Uno de los mejores looks de Meghan Markle llegó a Zara

Dan Charity – WPA Pool/Getty Images

El atuendo es negro, que normalmente se usa solo durante el luto (con la notable excepción de la princesa Diana, quien también solía romper las reglas). Es mucho más corto que cualquier cosa que Markle haya llevado hasta la boda post-real hasta el momento. No se combina con pantimedias de color nude, algo que molesta mucho a la Reina Isabel. Y no es diseño de una firma británico, que es lo que la realeza tiende a usar tanto como sea posible.

Lee: El secreto de Meghan y Kate para evitar que sus faldas se levanten con el viento

Entonces, ¿Por qué elegiría ahora hacer más de una declaración de estilo con su outfit color negro? Resulta que hay algunas razones por las cuales ahora es un momento oportuno, en realidad. En lugar de elegir un estilo más conservador, bajo la rodilla y de color apagado como lo hizo durante su primera visita de boda post-real, Markle podría haber elegido hacer una declaración simplemente porque este no era un evento más grande que involucrara a otros miembros de la realeza.

Getty Images

A diferencia de muchas de sus otras apariciones hasta el momento, estaba a solas con Harry, y la atención de la prensa era relativamente mínima (comparada con la vez que ella y Kate fueron a un partido de tenis). Ella no estaba tratando de respetar el protocolo con la reina Isabel, o hacer saludos oficiales con Kate Middleton.

La mayoría de los eventos familiares de verano ya han sucedido, y habiendo logrado superarlos sin problema alguno, una noche de cita pública con Harry probablemente se sienta como un paseo en comparación. ¿Y qué mejor manera de demostrar que estás feliz y cómoda que vistiéndote fiel a tu propio estilo?

Sin la mayor publicidad que llega cuando varios miembros de la realeza están juntos en un solo lugar, fue una gran oportunidad para que Markle se vistiera a su gusto. Ese tipo de energía se traduce en lo que ella eligió, ya que este look -aunque mucho más atrevido y sexy que cualquier cosa que haya usado como Duquesa de Sussex- se parece a muchas de sus elecciones nocturnas, antes del Príncipe Harry.

Independientemente de si la presencia o ausencia de otros miembros de la familia real influye en ella, hay una cosa segura: es bueno ver a Markle vistiendo algo más que sonrojarse.

Por: Alexandra Whittaker
InStyle US