Gemma La Mana/Relativity Media/Kobal/REX/Shutterstock

Independizarte tiene muchísimas ventajas, más allá de vivir bajo tus propias reglas, aprendes a estar contigo misma, a ver las cosas desde otra perspectiva y adquieres toneladas de madurez al hacerte cargo de la única persona con la que cuentas: tú.

¡Oh sorpresa! Todo marcha de maravilla hasta que te das cuenta que extrañas muchísimo a tus papás, sus preocupaciones, los momentos que pasaban juntos en casa y hasta sus regaños… ¿te suena?.

Por eso aquí la lista de las cosas que más extrañamos de vivir con nuestros padres… ¿alguna otra?

shutterstock_842642591. Su comida

Nada, NADA se compara con la comida hecha por tu mamá, sin olvidar que cuando se te antojaba tu platillo favorito, sólo tenías que decirle un día antes para que con todo el amor del mundo te lo preparara.

Lee: Vivir sola y comer bien ¡sí se puede! Esto es lo que necesitas

2. Que te cuiden cuando estás enferma

Pasar una enfermedad sola, es lo más horrible del mundo ¿no lo crees? Ya no está tu papá recordándote que te tomes tus medicinas, ni tu mamá preparándote ese caldito que lo cura todo.

maxresdefault3. Que te pregunten cómo te fue en el día

Porque si vives sola ya no hay ni quién te dé los buenos días y claro que nunca será lo mismo contarle a tus roomies todo lo que tuviste que pasar para llegar a tiempo al trabajo.image568

4. Que se preocupen por ti

Aunque te estén preguntando a qué hora vas a llegar y si ya comiste, sentir que alguien se preocupa por ti genuinamente, es lo mejor.

Día del Padre: 10 regalos que tu papá va a amar

5. La convivencia

Aquí entran hasta los comentarios inoportunos de tu papá o sus chistes malos. Estar con tu familia compartiendo buenos y no tan buenos momentos siempre será lo que más extrañemos.