Istock champlifezy@gmail.com

¿Quieres saber qué es lo que debes hacer para mantenerte fiel a tus propósitos de ejercicio durante todo el año? Lo primero es grabarte en la cabeza dos conceptos: disciplina y fuerza de voluntad. Una vez que los hayas integrado en tu ADN, te recomiendo seguir los siguientes puntos:

1. Haz del ejercicio una prioridad, planea la hora que le dedicarás al ejercicio un día antes.

2. Busca el apoyo de alguien. Es más difícil inventar excusas para no ir al gimnasio si hay alguien esperándote.

3. Maximiza tu tiempo en el gimnasio. Establece metas específicas, si te ejercitas con regularidad, poco a poco irás notando los cambios en tu cuerpo y además te sentirás mucho mejor. Otra forma de establecer objetivos es inscribirte a una carrera, o caminar por una causa. Esto te motivará aún más.

Lee: ¿Qué puede pasar si olvidas calentar antes de hacer ejercicio?

4. Aumenta poco a poco de intensidad. Comienza y gradualmente aumenta el nivel de resistencia para elevar tu ritmo cardíaco. Conforme progreses, incrementa el nivel de resistencia.

5. Cambia de rutina. Mantén tu cuerpo siempre en sorpresa, no repitas todos los días la misma rutina. Hacer diferentes ejercicios ayudan a que no te aburras y además logras que tu cuerpo no se acostumbre al mismo ejercicio y pueda responder mejor.

Istock: bymuratdeniz

6. Realiza ejercicio al aire libre. Te ayudará a variar tu rutina de ejercicio.

7. Encuentra un ejercicio que disfrutes o te divierta. Si no eres de los que disfruta pasando horas en el gimnasio, tal vez disfrutes más salir a caminar al parque, practicar algún deporte en equipo o inscribirte en una clase de baile.

Lee: Los 5 mitos que debes dejar de creer sobre el ejercicio

8. Plantéate metas realistas. Ponte una meta y llévala a cabo con objetivos y plantación

9. Monitoriza tu progreso.

10. Piensa en los beneficios. Mientras te ejercitas o cuando el cansancio o la pereza quieren ganarte piensa cómo va a ayudarte a estar en forma.