Istock Rawpixel

Cuidado con las calorías líquidas ocultas, ya que excepto el agua, el resto de las bebidas tienen calorías extras.

Las bebidas por ser líquidas no sacian igual que un alimento sólido, pero es importante cuidar las calorías ya que los refrescos te ofrecen en promedio 85 Kcal por vaso.

Entonces, es importante escoger correctamente la bebida a consumir para que nuestra dieta sea cuidada al 100%.

Estos son algunos de los datos que te harán entender si son opciones saludables o no:

– Agua mineral: contiene micronutrientes necesarios para el organismo tales como potasio, sodio, cloro entre otros con 0 Kcal por porción. Es una buena opción si queremos beber algo gasificado sin calorías extras.

– Bebidas deportivas o isotónicas: son especialmente diseñadas para reponer líquidos y nutrientes tras un esfuerzo intenso y aportan 45 Kcal por vaso. Si bien no ofrecen muchas calorías, no es recomendable emplearlas como bebida habitual diaria.

– Refrescos azucarados: tienen el doble de azúcar que las bebidas deportivas y aportan 85 Kcal en promedio por vaso sin ofrecer vitaminas o minerales en cantidades apreciables. No son recomendadas sobre todo si estás queriendo incorporar hábitos saludables.

Lee: Sí, los aderezos pueden tener más calorías que una comida rápida

– Cerveza: aporta unas 84 Kcal por vaso que derivan principalmente del alcohol que posee, contiene un poco de hidratos y aunque no la aconsejo como bebida habitual, podemos beberla con moderación de vez en cuando, pues además de calorías, aporta minerales, vitaminas de complejo B y antioxidantes.

– Refrescos sin azúcar: son 0 Kcal por porción, no aportan micronutrientes pero sí son ricos en sustancias químicas y cafeína estimulante del sistema nervioso, por ello, no es recomendable abusar de este tipo de bebidas y limitar su consumo. Además, el efecto del endulzante artificial provoca picos de insulina en sangre.

Istock: praetorianphoto

– Vino tinto: aporta unas 110 Kcal por copa siendo éstas producto principalmente del alcohol que posee. Es antioxidante

– Infusión de té o café sin azúcar: sólo aportan 4 Kcal por taza y pueden ofrecernos minerales y antioxidantes varios según la infusión que escojamos. Podemos beber hasta 3 tazas diarias.

Lee: Este es el secreto para evitar consumir calorías extra en tus comidas

– Bebidas energizantes: además de contener fuertes estimulantes del sistema nervioso aportan entre 90 y 120 Kcal por vaso contienen azúcares simples además de otras sustancias en las que no debemos excedernos.

– Jugos de frutas envasados: generalmente tienen además del jugo de fruta natural, azúcares agregados que contribuyen a que un vaso contenga unas 85 Kcal.

Como puedes ver, la mayor parte de las bebidas son una fuente importante de calorías líquidas, por ello debemos prestar atención a la hora de tomar cualquier bebida que no sea agua.

Si quieres mejorar tu salud, no olvides observar lo que tomas y tener cuidado con las calorías líquidas.