Foto: Nikolai Chernichenko

La tendencia del cuidado del medio ambiente y de los animales ha sobresalido en esta última década. Las nuevas generaciones se han sumado a estas tendencias sin informarse acerca de sus pros y contras. Al estar dentro del movimiento los hábitos alimenticios van cambiando para estar acorde con el pensamiento del cuidado de los seres vivos, así que se empieza a comer más saludable, orgánico, y cambiamos de productos a los que no hayan causado daño animal.

Lee: Descubre cuáles son los beneficios de la leche de coco en el pelo

Uno de los principales productos que ha tenido una disminución de consumo, por este tema es el de la leche de vaca. En nuestro intento por cuidar al animal hemos decidido optar sustitutos de leche como la de almendra. Pero al escoger por esta opción no sabemos los daños ambientales que podemos provocar. Aunque no lo creas el cultivo de este fruto está dañando de forma radical al medio ambiente.

Lee: ¿No toleras la leche de vaca? Estas 6 opciones te salvarán

El 80% del cultivo de la almendra es en el estado de California, el cual se está viendo seriamente afectado por el costo del agua. Una de las razones principales es que para producir 1 litro de leche de almendra se necesita de 6 litros de agua, lo está provocando una gran desabasto del líquido vital.

Eso no es todo, por la gran demanda que existe los agricultores están arrancando los huertos de cítricos para poder plantar más almendras, creando un monocultivo alimentado por pozos de agua cada vez más profundos que amenazan con un hundimiento en todo el estado.

Lee: Peanut butter o mantequilla de almendras. ¿Cuál es mejor?

Al hacer un cambio en nuestra alimentación, siguiendo las tendencias vegetarianas, veganas o en temas diferentes temas de ecología, debemos investigar más profundo acerca de los productos para asegurarnos que nuestro cambio si está siendo en beneficio del medio ambiente.