Armar maleta, llegar al aeropuerto, llenar formularios, pasar aduana ¡paren! ya de solo pensarlo, el estrés se apodera de nosotros. Algunas personas disfrutan este rush pero seamos sinceros, viajar puede ser cansado porque en muchas ocasiones hay poco tiempo, surgen contratiempos y en otras el solo pensarlo pone a muchos nerviosos. Por ello hoy te traemos la fórmula para decirle adiós a todos tus problemas: la sala de American Express. Ya sea que entras a la sala Platinum o Centurion (de la terminal 1 o 2 del AICM) podrás disfrutar de los siguientes servicios:

Escenario 1

Vas a tu destino pero no te dio tiempo de hacerte manicure y pedicure o traes una melena indomable. Si acudes a la sala Platinum podrás tener todos estos servicios más corte y peinado por un precio bajo. Si eres cliente Centurion todos estos servicios son gratis.

Escenario 2

La emoción del viaje no te dejó dormir nada y quieres un espacio para relajarte. La sala AMEX de la terminal 2 del AICM recién se renovó y con ella se inaguró el zen room, un lugar con sillones reclinables donde puedes dormir y descansar. Está ambientado con aromas relajantes, poca luz y nada de silencio por lo que dormirás increíble. Para acabar con broche de oro, puedes disfrutar de un delicioso masaje por los expertos de la sala.

Escenario 3

No comiste pero no quieres un sándwich o un café de la comida rápida ¡no hay problema! En la sala Centurion podrás disfrutar del amplio menú gourmet diseñado por Enrique Olvera y de la gran selección de vinos de la sommelier mexicana Sandra Fernández.

Escenario 4

Si hay algún hombre o fanático de los deportes en tu grupo de viaje, te tenemos buenas noticias. En la sala AMEX de la terminal 2 se acaba de inagurar un Sports Bar, así que mientras tú te relajas en el spa, el salón o la sala zen, él puede ver a su equipo favorito.