Cortesía de la marca

Entre sneakers, patinetas, estampados a cuadros, y música en vivo, el Frontón México en la CDMX recibió a más de 3,700 personas que vivieron experiencias inolvidables en House of Vans 2018.

Durante el día y la noche, HOV recibió a mujeres y hombres de todas las edades ofreciendo una amplia lista de actividades para todos los gustos y estilos. Los entusiastas de la moda, tuvieron la oportunidad de poner a prueba su creatividad al convertir una t-shit en una bolsa 100% personalizada, al igual que aquellos que optaron por darle una nueva vida a una tabla vieja.

Tessa Ia no se perdió los talleres de HOV (Foto: Cortesía Vans)
Taller Art Salad (Foto: Cortesía Vans)

El skate no podía faltar en HOV y los que disfrutan de este deporte, pudieron poner a prueba sus habilidades sobre la tabla en las rampas instaladas en el recinto, para después admirar los Best Tricks de reconocidos skaters, quienes se enfrentaron a pruebas como cajón, tubo, altura y gap con bajada de tubo.

(Foto: Cortesía Vans)

Para los que no se registraron en ningún taller, pero quisieron ir a HOV y empaparse del estilo de vida Vans, los artistas Mike Sandoval, Cocol Vú y Jay Howell intervinieron obras en vivo frente a todos los asistentes, además había una barbería, un mini salón de nail-art y una exhibición de las mejores fotos tomadas durante los diversos Vision Walk que se llevaron a cabo con el reconocido fotógrafo Santiago Arau.

Al llegar la noche del sábado 13 de octubre, No Wrong Numbers (la banda ganadora del pasado Vans Sessions) abrió el escenario principal, seguida del rapero LNG/SHT y dos bandas que nos transportaron a nuestros años de adolescencia: Plastilina Mosh y Molotov.

Caloncho puso a todos a bailar en el segundo día de HOV (Foto: Cortesía Vans)

El momento musical del domingo 14 de septiembre comenzó al ritmo de los éxitos de Disidente, seguido del ritmo tropical de Caloncho, para terminar con DLD y Panteón Rococó, quienes hicieron vibrar –literalmente– el suelo del recinto con sus canciones.

House of Vans surgió en 2010 cuando abrió sus puertas en el barrio de Brooklyn en NY y logró establecer un espacio creativo único el cual se ha repicado en su formato Pop-up alrededor de todo el mundo: Canadá, México, Brasil, China, Corea, Malasya y Alemania. Actualmente existe de forma permanente en Londres y en Chicago.