Instagram

Durante una presentación en uno de sus más recientes conciertos, en Salt Lake City, la cantante golpeó accidentalmente a uno de sus fans y se quedó paralizada.

Todo empezó cuando una de sus canciones más favoritas y escuchadas del momento “Roar” comenzó a sonar. Katy como siempre, sorprende a todos con espectáculos dentro del concierto increíbles. Diferentes instalaciones, escenarios, vestuarios y por supuesto, bailarines son característicos en sus presentaciones.

Esta vez, la cantante, sufrió las consecuencias de hacer un show en grande. Una de las pelotas de playa que lanzan al público fue pateada por ella y le pegó directo en la cara a uno de sus seguidores.

“No me di cuenta de que estaba pegando en la cara hasta mucho después”, dijo Jordan Hanks, quién fue accidentalmente golpeado.

Hanks también confesó que su celular salió volando de inmediato. Otro fun fact sin duda, es que el no tenía planeado asistir al concierto, pero de último momento uno de sus amigos le ofreció ir.

Una vez que se dio cuenta de que los asientos eran el primera fila se volvió loco, eso sí, no sabía lo que le esperaría.

Después de el golpe terminaron un poco más en frente del escenario y asegura que el show fue increíble e incluso uno de los mejores momentos de su vida. “Estaba tan emocionado que no podía parar de gritar, incluso cuando me caí todos me preguntaban si estaba bien, pero no podía dejarme de reír”, confesó a Mashable.