Foto: Shutterstock

La temporada de fiestas navideñas ya está en puerta, y si vas a usar tu tarjeta de crédito para regalar (o regalarte) algo espectacular es buen momento para que empieces a revisar algunas cosas.

1. Diagnostica tu estado

Dale una revisada exhaustiva a tus estados de cuenta y fíjate si puedes endeudarte y, si es así, cuánto puedes hacerlo. Si de plano ya debes bastante, usa tu aguinaldo, bono o cualquier dinero extra para empezar a rebajar ese problema. 

2. Liquida deudas pequeñas

Quizá hayas realizado gastos muy pequeños a meses sin intereses. Elimínalos adelantando pagos para que esa compra un poco más grande que tienes en mente sea más fácil de manejar y, sobre todo, ¡para que pase tu tarjeta! 

Lee: 9 pasos para “domar” a tu tarjeta de crédito

3. Aprovecha tus puntos

Seguro tu tarjeta tiene un programa de puntos que llevas acumulando desde hace un buen tiempo ¡Éste es el momento de usarlos! Ya sea para compras o simplemente para reducir tu deuda, aprovéchalos en esta temporada.

4. Detén tus compras hasta que llegue el momento

Es la hora de meter el freno a fondo a los gastos, al menos hasta que ya tengas planificado qué es lo que vas a comprar. Así que olvídate de los “gastitos” por unos días.

5. Límite de crédito

Analiza tu límite de crédito actual y sobre eso establece un presupuesto. Con esto en mente, haz tu lista de regalos. Si lo haces al revés, probablemente acabes gastando más de lo que te imaginabas.

Lee: Para copiar los looks de estas bloggers, no necesitarás ir de shopping

6. Sé realista

Si todos los indicadores apuntan a que no debes usar tu tarjeta, ¡no lo hagas! Y sobre todo no saques otra más. Eso sólo multiplicará tus problemas por dos y tu dulce Navidad será un triste Año Nuevo.