Chismear todo el día con tus mejores amigas ya no será delito pues, un estudio confirmó que hacer esto trae muchos beneficios para nuestra salud.

¡No es broma! Un grupo de estudiantes de la Universidad de Pavia en Italia analizó a 22 mujeres mientras cotilleaban con sus amigas y descubrieron que “el chisme” aumenta los niveles de oxitocina, un neurotransmisor que comúnmente se conoce como la hormona del amor o la confianza.

Lee: ¿Las prendas con rayas perjudican la salud? ¡Un estudio lo confirma!

Por si fuera poco, chismear ayuda a reducir los niveles de cortisol, la hormona que comúnmente está relacionada con el estrés, por lo que los investigadores concluyeron que los chismes podrían ser el responsables de ayudarnos a sentirnos bien.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que te llamen chismosa, será sinónimo de que eres una mujer sana y feliz.

giphy