Foto: Vecchio/Three Lions/Getty Images

¿Alguna vez te has puesto a pensar cuánto sabes verdaderamente sobre tus boobs? Y es que no solo sirven para amamantar a tus bebés cuando sea el momento, tus senos tienen características y funciones que quizá ni te imaginas.

Lee estos 8 puntos y sorpréndete:

1. Politelia

Es el fenómeno biológico en la que algunas personas tienen un pezón adicional. Se da tanto en hombres como mujeres. Algunas de las celebs con esta curiosa condición son: Lilly Allen, Mark Wahlberg y Harry Styles.

2. No hay dos pezones iguales, ni siquiera tu propio par

Existen 8 diferentes tipos: normales, planos, hinchados, pezones cortos, pezones largos, invertidos en grado 1, invertidos en grado 2 e invertidos en grado 3. En un estudio se encontró que el 35% de las mujeres pertenecen a alguna de las categorías fuera de la “normal”.

Lee: ¿Quieres unirte a la lucha contra el cáncer de mama? Te decimos cómo

3. La lactancia materna puede reducir el riesgo a padecer enfermedades del corazón y cáncer de mama.

Son muchos los beneficios de la lactancia, no solo para el bebé sino también para la madre. Durante esta etapa, las mamás suelen tener huesos más fuertes porque el calcio se absorbe de manera más eficiente. En general da protección a largo plazo plazo contra muchas enfermedades, entre ellas también la diabetes.

4. Tu pecho izquierdo generalmente es más grande que el derecho.

Probablemente ni siquiera te des cuenta y es completamente normal, a menos que la diferencia sea en extremo notoria. Se debe principalmente a que el lado izquierdo tiene más tejido, pero no te preocupes, no es para alarmarse.

Foto: M. McKeown/Express/Getty Images

Lee: El movimiento contra el Cáncer de Mama al que no dudarás en sumarte

5. Dormir boca abajo puede cambiar la forma de tus senos.

Obviamente esto es a largo plazo y no cambiarán de manera drástica pero sí pueden llegar a deformarse ligeramente. Las mejores posiciones para dormir son boca arriba o de lado.

 

6. Los vellos son normales.

De por sí depilarse las cejas, las piernas y todo el cuerpo en general, es bastante molesto y si sumamos esos incómodos y nada estéticos vellos alrededor de los pezones, pues aún peor. Todas llegamos a tener de dos a quince y no pasa nada, puedes quitarlos con unas pinzas, solo ten cuidado para que no se entierren y lleguen a causar alguna infección.

Lee: Dormir con bra ¿es bueno o malo para tus boobs?

7. Las nodrizas cada vez son más populares.

Sin fines lucrativos, claro está. Hoy en día hay muchas mamás que no pueden amamantar a sus bebés y sitios web como Eats on Feets permiten que mujeres se pongan en contacto con el fin de donar su leche y garantizar la salud de sus hijos.

8. Dales un pequeño apretón para “detener” el cáncer de mama.

No estamos locas, déjame explicarte. Investigadores de la Universidad de California, encontraron que darles un pequeño apretón a tus pechos ayuda a “guiar” a las células hacia un crecimiento normal, pues el tejido dentro de ellos responde las compresiones.