Te entendemos, si tienes entre 25 y 30 años de edad y comúnmente tienes dudas de la vida, de quién eres y de todo lo que has hecho en tu vida, ¡estás en la crisis de los 25!

Según un artículo del Harvard Business Review, la crisis del cuarto de vida empieza cuando estás cerca del tercer piso (de los 30) y empiezas a sentir que eres libre como un colibrí, mejor conocido que eres completamente independiente. Sin embargo, no eres tan grande como crees ya que aún necesitas ayuda de tus papás y muy poco probable sobrevivas por tu cuenta.

Para que seas un éxito y no sientas que estás sola en esta etapa de la vida, te explicamos las diferentes fases que tiene esta crisis y te damos algunos consejos para lidiar con ella.

Giphy

No encuentras la salida

A estas alturas del partido, seguramente ya tomaste algunas decisiones importantes en tu vida como tu carrera, tu trabajo ideal o la pareja con la que te encuentras disfrutando la vida. Sin embargo, esto te ha llevado a sentir una responsabilidad tremenda y comúnmente te hace sentir angustia y ansiedad pues, no sabes si fue lo correcto y te da curiosidad qué te deparará el futuro.

Giphy

No sabes si realmente ya maduraste

En repetidas ocasiones tienes situaciones que comprueban que eres todo un adulto como el hecho de estar en nómina o pagar tu shopping y gasolina. Sin embargo, muchas otras dicen lo contrario pues, sigues viéndote como una bebé y en tus domingos de vacío eres la típica que podemos encontrar viendo ‘Juego de Gemelas’. Por suerte, los “veintitantos” son la edad perfecta para seguir reinventándote y disfrutar de tu no adultez pues, después de todo, madurar puede ser demasiado aburrido.

Forever Alone

Tu miedo #1 es que te quedes vistiendo santos (solterona de por vida) pues, las redes sociales no hacen otra cosa más que recordarte que todo mundo se está casando y eres la única que no tiene “una roca” en mano. Sin embargo, esto es completamente mentira ya que tienes toda una vida por delante. Con el tiempo, descubrirás que te falta vivir mil cosas y que tarde o temprano encontrarás al amor de tu vida con quien podrás protagonizar la típica foto enseñando anillo, en dado caso que eso sea lo que quieras.

Giphy

Te sientes más seguro que nunca

En contraste con los puntos anteriores, vivir esta crisis te hace sentir más motivado y seguro que nunca pues, poco a poco, vas descubriendo de lo que eres capaz.

Así que ya lo sabes, no eres la única que está pasando por tiempo difíciles, y superar esta crisis te hará sentir completamente dueño de ti y más feliz que nunca.