La fecha más romántica del año, para muchos, ha llegado. Y si tienes un amigo, novio, novia, pareja, free, o “tu peor es nada” ya debes tener el regalito ideal para esa persona especial.

Si aún no lo tienes, te decimos las 14 cosas que nunca debes hacer ‘en cuestiones de dinero’ para un 14 de febrero:

1. Tirar la casa por la ventana

Demostrarle tu amor a alguien no implica gastar una fortuna en chocolates, muñecos, globos y tarjetas. Piensa bien qué vas a regalar y no mueras de amor en el intento.

Lee: 10 outfits (cero cursis) perfectos para San Valentín

2. Regalos ‘ideales’

Si ya llevas mucho tiempo saliendo con alguien, seguro ya hasta se dicen qué quieren de regalo. Pero si apenas empiezan o llevan poco, no le hagas al Kalimán y trates de adivinar lo qué él o ella desean. Sé práctico y quedarás mejor que con esa pluma de forma de osito.

3. Competir

El año pasado tu novia te regaló un Playstation 4 y tú… sólo un ramillete de flores. Este año quieres sorprenderla. ¡Detente! No te sientas presionado, cada quien da en la medida de sus posibilidades y como se siente. Sé ecuánime.

4. Comprar de último momento

Vas por la calle y todo son flores y globos de corazón. Algo falta, ¿qué se me olvido? ¡Upss! Corres de una esquina a otra buscando el regalo prometido, te sudan las manos y repites para tus adentros “¡Qué pase mi tarjeta!, ¡Por favor qué pase!”. Estás en el tiempo justo para comprar tu regalo y hasta ofertas hay ¡Aprovéchalas! y de paso salva tu dinero.

Lee: Olvida los chocolates y peluches, estos son los regalos de San Valentín que tu novio quiere recibir

5. No hacer reservaciones

Tener una comida o una cena ideal dependen no sólo de una buena compañía en 14 de febrero, sino de una reservación. Si no quieres pasar una hora esperando en la puerta, toma el teléfono y aparta una mesa en su restaurant favorito.

6. Olvidarte de hacer un presupuesto

¿Para todo hay que hacer un presupuesto? Acertaste, en efecto para casi todo. Cualquier gasto fuera de tu presupuesto implica usar un dinero que estaba destinado para otra cosa. Haz los ajustes pertinentes y lúcete.

7. Tarjetazo

Derivado del punto número 6 está el usar la tarjeta de crédito. Antes de que la tomes de tu bolso o de tu cartera piensa si vale la pena o tienes un plan B.

Lee: ¿Cómo preferimos celebrar el día de San Valentín a los mexicanos?

8. Hacer como que es un día cualquiera

Esta vieja táctica puede estar bien para ti, pero y la ¿otra persona? Seguro se levantó con ojos de conejito con la interrogante de ¿Qué me regalará? Mientras busca en su clóset su mejor atuendo. Piensa en el otro y vencerás.

9. Buscar el amor como desesperado

Es catorce y miles de parejitas rondan a tu alrededor. Cada mirada que se dan es un clavo en tú corazón. No corras a internet en busca del amor. Ya llegará y no te pedirá tu tarjeta.

10. Pensar que es eterno

Dedícale tiempo a tu pareja. Quizás, ninguno de los dos disfruta de esta colorida festividad, pero si juntos son dinamita, pues pasen tiempo juntos realizando algo sencillo pero memorable, en lugar de algo caro y olvidable.

Lee: 4 planes para Valentine’s Day en los que no necesitas pareja

11. Dejar morir la creatividad

Para hacer un gran regalo no necesitas gastar una fortuna sólo tomarte unos minutos y pensar algo increíble. ¿Qué tal un pastel? o ¿Una cena con velas en tu balcón?

12. Viajes sorpresa

Es un regalo increíble pero… si no lo planeas te puede salir en un ‘ojo de la cara’ aprovecha las decenas de ofertas que rondan por estos días.

13. Escoge tu regalo

Nunca, nunca, nunca… nunca hagas eso. Eso sí que duele.

Lee: Conjuntos de lencería para verte (y sentirte) súper hot

14. Buscar pretextos

Excusas podemos inventar todo el tiempo, ¡Qué si esto! ¡Qué si aquello! Como puedes ver no necesitas ser un magnate sólo planear un ‘poquito’ y gastar menos para triunfar en el amor.

¿Qué es piggo? Es una app para alcanzar tus metas a través del ahorro y la inversión, de una forma simple, amigable y segura. Conoce más en piggo.mx