Foto: Brooke Lark

Pertenecer a la Familia Real conlleva hacer cambios drásticos en la vida de cualquier mujer, como recién le sucedió a la estrella americana Meghan Markle, quien al contraer nupcias con el príncipe Harry, ha tenido que renunciar a la actuación y olvidarse de su afición como blogger de Lifestyle.

(Foto: Victoria Jones – WPA Pool/Getty Images)

En su extinto blog, “The Tig”, Meghan escribía de decoración, belleza, moda, restaurantes y también daba algunas recetas, las cuales todavía pueden rastrearse en Internet a pesar de que ya fue cerrado por su autora.

Lee: La película favorita de Meghan Markle podría ser la misma que la tuya

Entre las recetas que la ahora duquesa de Sussex compartió con sus lectores del blog, hay gran variedad, pero entre sus favoritas destacan: ensalada de col rizada y el crumble de bayas y jengibre, que aquí te damos a conocer:

Ensalada de col rizada

Se necesitan dos coles rizadas, quitarle los tallos y cortar las hojas en tiras muy delgadas, agregar las hojas a una ensaladera con una vinagreta (aceite de oliva, jugo de limón, chalotes picados, sal, hojuelas de pimiento rojo y miel); añadir algunas almendras tostadas y fileteadas y esparcir parmesano rallado.

Lee: Este fue el primer regalo que el Príncipe Harry le dio a Meghan Markle

Esta ensalada tiene una gran riqueza natural, es muy saludable y la gran variedad de sus ingredientes logran una deliciosa armonía en tu boca. Además, es muy fácil de personalizar, le puedes añadir ingredientes de tu preferencia, lo que la convertirá en una de tus favoritas, como lo es de Meghan Markle.

El crumble de bayas y jengibre

Meghan creó este postre como una colaboración con la revista Cooking Light. Se trata de un dulce de temporada, un dulce de agosto, cuando las bayas se encuentran en todos lados.

Lee: ¿Qué son los açaí bowls y por qué todo el mundo habla de ellos?

Para hacerlo, se necesitan dos tazas de arándanos y dos tazas de moras (pero puede cambiarlas por las bayas que prefieras). En un tazón, mezclar avena y harina (preferentemente que sea de almendras), canela, jarabe de arce puro, extracto de vainilla, aceite de coco y semillas de lino.

Agregar las bayas a una bandeja para hornear con jengibre rallado, jugo de limón, jarabe de arce y extracto de vainilla. Extienda la masa sobre las bayas y hornee durante 35-40 minutos a 350 grados, o hasta que vea jugos de frutas burbujeando.

Por: Araceli Calva