Últimamente vemos unicornios por todos lados. La última gran sorpresa fue en frappuccino multicolor de la cadena Starbucks, rosa con tintes azules, se agotó en unas cuantas horas tras su lanzamiento limitado en tres países, entre ellos México, que terminó el 23 de abril.

Esta nueva estrategia por parte de marcas y medios están hechos para una audiencia específica: los millennials.

Según el portal Merca 2.0, las tendencias proyectadas por Google Trends y el histórico de búsqueda a nivel mundial para la palabra “Unicorn” se mantiene al alza desde abril de 2016, lo que según diversos expertos es un síntoma de la nostalgia que se tiene por esta figura. Un anhelo emocional que se traduce en millones de pesos para las empresas.

En instagram, por ejemplo, el hashtag #unicorn tiene más de 4 millones 500 mil publicaciones, #unicornmakeup tiene más de 12 mil post, #unicornbrushes más de 17 mil y #unicornhair más de 300 mil.

En países como Nepal, Reino Unido, Australia, Singapur, Estados Unidos, India y Canadá la búsqueda de términos relacionados con la palabra en internet se ha disparado. Incluso, en 2015, ya Whatsapp habría lanzado el primer emoji de unicornio en los teclados.

Este llamado “momento unicornio”, han comentado diversos especialistas en mercadotecnia, es exitoso gracias a la imagen que el mítico animal representa: misterio, magia, belleza y autonomía.

El “espíritu libre” con el que se identifican las millennials ha generado una nueva moda en maquillaje, vestimenta y estilismo. Colores pastel, brillantes ahora forman popularmente parte de numerosas marcas como Unicorn Lashes, Lime Crime, Jeffre Star y Tarte Cosmetics.