Getty Images

¿Alguna vez te han dicho que tu novio y tú parecen hermanos? Puede ser, y hay una explicación científica para eso. Aunque digan que los polos opuestos se atraen, la realidad es que también existe una gran fuerza de atracción entre las personas que tienen rasgos físicos similares.

Así lo reveló una investigación publicada en el boletín Personality and Social Psychology, el cuál no solo asegura que nos atraen los que se parecen a nosotros ¡también a nuestros papás!.

En esta investigación, los expertos pidieron a un grupo de personas que eligieran de entre dos fotos a la persona del sexo opuesto que le pareciera más atractiva, la primer foto era una de ellos mismos combinada con la de un extraño, y la segunda era de dos extraños combinados. ¿El resultado? La gran mayoría eligió al primer sujeto como el más atractivo.

En otro estudio realizado por una página de citas por internet se encontró que la mayoría de los usuarios (hombres y mujeres) comienzan conversaciones con personas que comparten educación, raza, nivel socioeconómico y por supuesto, rasgos físicos.

“Estas similitudes ayudan a desarrollar sentimientos de familiaridad y confianza entre las personas, aumentando la posibilidad de una relación positiva y duradera entre ellos”, dijo el psicólogo Dr. Jeremy Nicholson a un sitio web estadounidense, asegurando que nos atraen los que se parecen a nosotros o a nuestros padres porque nos generan confianza.

¿Lo habías notado?

Las parejas “felices” que ves en Facebook, no son tan felices

Psicólogos revelan las 5 etapas del amor y por qué las parejas no pasan de la segunda

Todo lo que necesitas saber sobre moda, belleza y celebs, directo a tu mail. ¡Suscríbete a nuestro newsletter!