Foto: Steven Ferdman/Getty Images

Rami Malek considera que, en su debida proporción, presentarse ante miles de fans en un estadio no es tan distinto a conmover a los espectadores dentro de una sala de cine. Desde ambos escenarios se puede dar un discurso. Eso es lo que lo tiene en la carrera y lo que ha demostrado como intérprete de Freddie Mercury en la cinta Bohemian Rhapsody.

“Compartir este tipo de humanidad a gente tan diferente y vivir muchas vidas es una forma muy interesante de andar la vida. Además, puedes hacer dinero mientras lo haces”, dice Rami Malek, un tanto bromista, en Londres. Rami usa el humor porque le ayuda a entender lo que está viviendo.

Desde 2004, cuando inició su carrera, ha aparecido en más de 30 producciones, incluida el éxito Mr. Robot, en la que también ha trabajado como productor.

“Puede ser un poco tortuoso algunas veces eso de ir saltando y aterrizar en algo que te catapulte, y luego buscar algo que te absuelva completamente de ciertas cosas o simplemente deshacerte de eso llega a ser un shock; algo a lo que aún no estoy totalmente acostumbrado”.

Bohemian Rhapsody | Official Trailer [HD] | 20th Century FOX

Get tickets now: https://www.BohemianRhapsodyTickets.com Bohemian Rhapsody is a foot-stomping celebration of Queen, their music and their extraordinary lead singer Freddie Mercury. Freddie defied stereotypes and shattered convention to become one of the most beloved entertainers on the planet. The film traces the meteoric rise of the band through their iconic songs and revolutionary sound.

Algo parecido le sucedió con el personaje de Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody: se metió tanto en él que resultó un trabajo titánico, lleno de reflexión, investigación y por supuesto, labor dancística y vocal.

Apenas se quedó con el papel tras un casting, y antes de ver cualquier video, se encargó de crear lo que llamó una semblanza de entendimiento, para luego cristalizarlo en el trabajo físico. Esta construcción mental, asegura, respondía preguntas y dudas sobre gestos hasta las cuestiones existenciales: ¿cómo se sentaría Mercury en una silla?, ¿cómo caminaría por un salón? y ¿cómo se acercaría a alguien con quien no querría hablar?.

“Empecé a estudiarlo de esa manera, más que verlo a él, volteé a ver la gente que él vía hacia arriba, figuras como Mick Jagger, David Bowie, Aretha Franklin, Michael Jackson, a quienes admiraba por su trabajo aún cuando era muy joven. No diría que quería reproducirlo, pero sí emularlo en cualquier manera, quería entender cómo se movía, porqué se movía de esa forma. Así que preferí ir con un coach de movimiento en lugar de un coreógrafo”.

Trabajó con Polly Bennett y la maquillista Jan Sewell, quien hizo el makeup de Eddie Redmayne en The Danish Girl (2015) y The Theory of Everything (2014).

“No usé un coreógrafo porque el mismo Freddie dijo que él no era un bailarín. Creo que lo que lo hacía magnético es que conectaba con la audiencia moviéndose con ella. Te daba la impresión de que hacía contacto visual con cada una de las personas que lo veían en los estadios, que eran miles”.

También tuvo que emplear una prótesis dental y de hecho la usó mucho antes de siquiera saber que él sería el protagonista de la cinta dirigida por Bryan Singer. Rami trabajó en la película Papillon (2017) mientras pensaba en la posibilidad de su gran papel.

Ahí pidió al equipo de producción de arte que le realizaran una prótesis dental que usaba todos los días al terminar su rodaje. Este fue uno de los múltiples compromisos que hizo consigo mismo y, de forma indirecta, con Queen.