DUBBO, AUSTRALIA - OCTOBER 17: (NO UK SALES FOR 28 DAYS) Prince Harry, Duke of Sussex and Meghan, Duchess of Sussex visit Victoria Park on October 17, 2018 in Dubbo, Australia. The Duke and Duchess of Sussex are on their official 16-day Autumn tour visiting cities in Australia, Fiji, Tonga and New Zealand. (Photo by Pool/Samir Hussein/WireImage)

La gira por Australia de Meghan Markle y el príncipe Harry más su embarazo los han convertido en la pareja del momento. Si a eso agregamos el detalle de ternura y amor que ella tuvo con él esta mañana, el combo es perfecto.

Durante su visita a Dubbo, localidad agroganadera situada a más de 300 kilómetros al noroeste de Sidney, la duquesa de Sussex tuvo la gentileza de sostener un paraguas mientras su esposo daba un discurso sobre el valor del trabajo de los agricultores.

Lee: Meghan y Harry no consideraron este detalle al anunciar su embarazo

“Y la lluvia ha sido un regalo”, dijo Harry a los aborígenes locales que atribuyeron el aguacero a la visita de la pareja tras una intensa sequía.

Kensington Palace on Twitter

The quality of life and shared values of the people here in rural and regional Australia are very special. Meghan and I would like to thank you Dubbo for inviting us here today – and for sharing your stories.”- The Duke of Sussex #RoyalVisitAustralia https://t.co/C4sbeSdIOx

Mientras Harry hablaba al público, Meghan lo cubría de la lluvia al tiempo que lo miraba con amor. De acuerdo con medios locales, el equipo de seguridad se ofreció a sostener el paraguas, sin embargo, Harry lo impidió argumentando que “ya tenía a su mujer”.

Lee: El internet cree que, si Meghan y Harry tienen una niña, la llamarán Diana

Este detalle ha dado de qué hablar en la red. Algunas personas criticaron que fuera Meghan quien sostuviera el paraguas pero la mayoría de los comentarios fueron para elogiar el amor entre la pareja y calificó el gesto como señal de la modernización y apertura de la realeza.

Lo que es innegable es que este tipo de situaciones, además de su simpatía y el trato a las personas con las que se han encontrado durante el viaje, están creando un viaje de ensueño y muy favorecedor para la monarquía británica y para Meghan y Harry, por supuesto.