Getty Images

“Sus Altezas Reales El Duque y la Duquesa de Sussex se complacen en anunciar que La Duquesa de Sussex está esperando un bebé“, así anunció el Palacio de Kensington a través de un comunicado en su cuenta de Instagram que Meghan Markle y el príncipe Harry están esperando su primer hijo, el cual llegará en la primavera de 2019.

“Sus Altezas Reales han apreciado todo el apoyo que han recibido de personas de todo el mundo desde su boda en mayo y están encantados de poder compartir esta feliz noticia con el público.” finaliza el comunicado.

Their Royal Highnesses The Duke and Duchess of Sussex are very pleased to announce that The Duchess of Sussex is expecting a baby in the Spring of 2019. Their Royal Highnesses have appreciated all of the support they have received from people around the world since their wedding in May and are delighted to be able to share this happy news with the public. 📷PA

476.3k Likes, 19k Comments – Kensington Palace (@kensingtonroyal) on Instagram: “Their Royal Highnesses The Duke and Duchess of Sussex are very pleased to announce that The Duchess…”

La noticia se confirmó después de que el pasado viernes 12 de octubre, durante la boda de la princesa Eugenia de York, usuarios de las redes sociales comenzaran a sospechar que Meghan ocultaba algo debajo de su atuendo: un vestido azul marino firmado por Givenchy y un abrigo de silueta amplia que, aseguran, no se quitó ni dentro del recinto en el que se llevó a cabo la ceremonia.

Lee:El internet está convencido de que Meghan Markle está embarazada

Foto: Gareth Fuller/PA Wire

Los Duques de Sussex llegaron el altar hace solo cinco meses en una espectacular ceremonia en el Castillo de Windsor y acaban de llegar a Australia, lugar en el que iniciarán su primer tour oficial como pareja casada con motivo de la inauguración de los Invictus Games, el cuál tendrá una duración de dos semanas y visitarán lugares como Nueva Zelanda y Tonga.

Lee: El príncipe Harry revela cuántos hijos le gustaría tener con Meghan Markle

Hace unos días Harry anunció que también visitaría la isla de Fiji, pero Meghan no lo acompañará; una decisión que levantó sospechas ya que coincide con un brote de Zika que afecta la zona, una enfermedad que se sabe afecta a las mujeres embarazadas y sus bebés por nacer.