Getty Images

El día de hoy Eugenia de York y Jack Brooksbank llegaron al altar en el Castillo de Windsor. Fue una boda hermosa y aunque hubo mucho viento que se llevó varios sombreros y tocados de los invitados, la verdad es que todo salió de maravilla, la sonrisa de la novia no tenía precio. Sin embargo, hubo un detalle bastante tierno de la princesa Charlotte.

Getty Images

La princesita, quien fue paje de Eugenia, como siempre fue el centro de atención y saludó a la prensa como sólo ella sabe hacerlo: ¡mandando besos!

Lee: La princesa Charlotte acaba de hacer historia con el nacimiento de su hermanito

Getty Images

Ahora bien, aunque el viento no hizo fuertes estragos, a los que sí les afectó un poco fue a los mini royals, pues Charlotte tuvo un ligero accidente, ya que el aire le hizo perder el equilibrio y tropezó mientras subía las escaleras de la Iglesia.

Lee: ¿Por qué los hijos de la Princesa Charlotte no serán príncipes ni princesas?

Getty Images
Getty Images

Tanto Charlotte como el también pajecito, Louis de Givenchy, se cayeron, pero se recuperaron como los grandes para después dirigirse a la Capilla de St. George y caminar detrás de Eugenia hacia al altar.

Lee: Los 15 momentos más tiernos de la princesa Charlotte

Getty Images

Ya en la Iglesia, Charlotte y su hermano el príncipe George se la pasaron riendo. La verdad es que no sabemos de qué o por qué, pero el príncipe tenía una carita de travieso.

Getty Images