Foto: Gareth Fuller/PA Wire

Mientras que la mayoría de los ojos del mundo estaban en la princesa Eugenia durante su boda, había un contingente de fanáticos reales que tenían su enfoque en otra parte: Meghan Markle. La duquesa de Sussex llegó a la ceremonia con un vestido azul oscuro y un abrigo a juego, lo que hizo que el internet colectivo llegara a la única solución posible: está embarazada.

Lee: El look de Meghan en la boda de Eugenia de York fue uno de los más comentados

Y las noticias informan que Markle mantuvo su abrigo abotonado durante toda la boda. Mientras que algunos fanáticos de la moda simplemente dejan pasar el hecho debido al modesto código de vestimenta del evento (aparentemente no se permiten vestidos ajustados). En realidad, nadie pudo ver el vestido Givenchy debajo del abrigo, por lo que no está claro cómo se veía.

Foto: Gareth Fuller/PA Wire

Pero hay un detalle más que se suma a la especulación del embarazo. Markle y el príncipe Harry están listos para embarcarse en su primera gira real pronto, que previamente incluía una parada en Fiji. De acuerdo con la revista australiana New Idea, un guía local mencionó casualmente que solo Harry haría una aparición en la isla.

Lee: ¿Por qué había tantas celebs en la boda de la princesa Eugenia de York?

Meghan podría estar evitando Fiji debido a un aparente brote de Zika, una enfermedad que se sabe afecta a las mujeres embarazadas y sus bebés por nacer. Si ese es el caso, es una gran pista para saber si la duquesa podría llevar a un pequeño royal. Abrigos y cambios de viaje: ¿qué podría ser más obvio?,

Por: Christopher Luu
InStyle US