Contrario a lo que todos pudimos pensar, el escándalo nuevamente se ha apoderado de la vida de Lindsay Lohan y es que este viernes tuvo un incidente que terminó literal con un golpe en la cara de la actriz.

Todo ocurrió cuando Lindsay salió de un bar en Moscú y mientras caminaba por la calle se encontró con una familia en situación vulnerable. Su primera reacción fue ofrecer una habitación de hotel para que pasaran la noche pero la familia se negó.

Lee: ¿Lindsay Lohan competirá con las Kardashian con su nuevo reality show?

Después, Lindsay Lohan ofreció solo una habitación para los niños pequeños que tenían consigo pero nuevamente se encontró con una negativa, así que frustrada por la situación comenzó a gritar: “No jodas con Pakistán”.

Finalmente, cuando la familia estaba cansada de escucharla decidió retirarse y en ese momento, la protagonista de Mean Girls trató de tomar del brazo a uno de los pequeños pensando que en realidad se trataba de una víctima de trata.

Así que, como era de esperarse los padres de los niños reaccionaron y como consecuencia la actriz de 32 años recibió un golpe en el rostro que la envió al suelo. Cabe mencionar que todo esto ocurrió mientras la propia Lindsay hacía un Instagram Live.

Paul Lando on Twitter

Lindsay Lohan trató de secuestrar a dos niños porque creía que eran parte de una cadena de trata de personas mientras que hablaba inglés con un acento muy raro. Y todo en vivo desde su cuenta de Instagram WTF! https://t.co/JLVyeqf1Lk

Por el momento no se ha dado a conocer la situación de la actriz, pero de lo que sí estamos seguros es que nuevamente volvió a dar de qué hablar de la manera menos afortunada.