(Foto: Dan Charity - WPA Pool/Getty Images)

Aunque todo el mundo parece estar enamorado de Meghan Markle, parece que la actriz convertida en duquesa no es tan querida en un cierto grupo de británicos: los amigos del Príncipe Harry.

Según informes, los amigos de Harry, entre ellos herederos multimillonarios y ávidos cazadores, tienen un “problema” con la nueva esposa del duque de Sussex y sus opiniones políticas.

Lee: ¿Qué pasará con los hijos de Meghan y Harry cuando William sea rey?

Según la escritora y amiga de la familia real Lady Colin Campbell, la “política de Markle es un problema” para el círculo interno del Príncipe. “Ella es ultra-liberal y esas cosas no le van bien a algunos de los amigos de Harry”, dijo Campbell a The Daily Beast. “Él la presentó a todos en fiestas, bodas y cenas privadas, pero está en contra de muchas de las cosas sobre las que funciona su mundo, como la cacería”.

Getty Images

Este puede ser un buen momento para recordar que Harry es (o quizás fue) un habilidoso tirador, un hecho que ha provocado mucha controversia a través de los años. Sin embargo, el príncipe presuntamente decidió renunciar a la sesión anual del Día de San Esteban en Sandringham en diciembre pasado a petición de su prometida activista por los derechos de los animales. Dicho esto, realizó un viaje de cacería en Alemania ese mismo mes, matando a 15 jabalíes.

Lee: ¿Por qué Meghan y Harry no tendrán la custodia de sus hijos?

Haciendo al gusto por la caza a un lado, el padre de Markle nos ha dado otra razón para cuestionar la alineación de las creencias políticas de Harry. Durante una entrevista con Good Morning Britain en junio, Thomas Markle (en la primera de muchas exclusivas de la familia real), dijo que Harry le había dicho por teléfono que “le diera una oportunidad a Donald Trump”. Ya sea simplemente un consejo optimista o un respaldo para el actual presidente de E.U.A, es posible que nunca lo sepamos.

Por: Isabel Jones
InStyle US