Getty Images

En una entrevista que Jennifer Lawrence dio a una reconocida revista de moda, la actriz dijo dos palabras mágicas que todas las mujeres queremos oír: ¡Comer Pizza!

Todos amamos comer este delicioso platillo típico italiano, pero sin culpa y sin repercusiones en nuestro cuerpo, ¿o no?. Y por lo que vemos, parece que Lawrence sí lo logró, pues eso de las dietas no van con ella.

Lee: Hasta Emma Stone y Jennifer Lawrence prefieren no ir a una fiesta y quedarse en casa de vez en cuando

“No me gusta cuando la gente dice: ‘Sólo me como esto'”, reveló. Y continuó: “Porque yo como. No soy muy estricta con mi dieta: Si quiero un pedazo de pizza, me como una pizza”.

Claro, aunque no todo es la gloria, pues la actriz aseguró que para compensar hace mucho ejercicio: “Pero trabajo más de lo normal porque me gusta verme de determinada manera, y quiero que mi ropa me quede”, aseguró la ganadora del Oscar. “Me fotografían cuando no lo pido, entonces hay una presión adicional para verse y sentirse lo mejor posible”.

Lee: Red Sparrow, la cinta de Jennifer Lawrence que la empoderó

Y finalizó: “Para mí, es más fácil poner ese esfuerzo extra en el gimnasio en lugar de poner el esfuerzo extra en: ‘Oh, no, no puedo comer eso'”.

¡Nos ponemos de pie! ¡Estamos totalmente de acuerdo con ella!.

Wheres The Pizza GIF – Find & Share on GIPHY

Discover & share this Pizza GIF with everyone you know. GIPHY is how you search, share, discover, and create GIFs.

Ahora bien, sólo hubo una vez que pasó hambre y eso fue para su personaje en la película Red Sparrow, pues para representar a una bailarina, tuvo que trabajar en perfeccionar su baile durante tres meses, tres horas la día.

Aunado a esto, tenía que verse chiquita y extremadamente flaca para parecerse realmente a una bailarina.

Lee: Jennifer Lawrence explica por qué a veces es grosera con sus fans

Por lo que en ese tiempo dio unas declaraciones a Vanity Fair que decían que perder peso no era natural para ella y que era algo que definitivamente no le gustaba hacer: “Siempre me había preguntado que implicaría llevar una dieta de verdad, realmente tener hambre, porque yo nunca lo había hecho para una película. Para Hunger Games, me dijeron que bajara de peso, y luego descubrí a Jack in the Box. Sin embargo, con Red Sparrow fue la primera vez que pasé hambre y fui disciplinada. No puedo estar en el personaje de una ex bailarina, si no me siento como una ex bailarina”.