Kim Kardashian fue vista cenando en un exclusivo restaurante en una mesa distinta a la de su hija. (Foto: Getty Images)

El fin de semana pasado, Kim Kardashian y su hija North West fueron vistas cenando en el exclusivo restaurante South Florida Carpaccio. Lo que llamó la atención no fue la salida, sino que la empresaria y su primogénita se encontraban en mesas distintas, de acuerdo con el portal Page Six.

Lee: 3 veces en las que North West fue nuestro spirit animal

Ante este hecho, Daily Mail se comunicó con el representante de Kim para preguntar el motivo de tan inusual acción. Pero conociendo a la empresaria y su extravagante modo de vida, la respuesta del agente fue sorprendente.

Desde que la celeb y Kanye West se convirtieron en padres, se han apoyado de un gran equipo de niñeras para cuidar a sus hijos, razón por la cual, North West fue vista en otra mesa del lugar junto a su niñera.

Lee: Kim Kardashian responde a las críticas por alaciar el pelo de su hija de 5 años

Según el portavoz, Kim tomó la decisión de separarse de su hija en ese momento, debido a que un fotógrafo se encontraba en el lugar y quería evitar que la pequeña fuera captada por ninguna cámara y que más tarde las imágenes fueran transmitidas en televisión en o en algún programa por internet.

South Beach Photo/REX/Shutterstock

Sin embargo, dicho razonamiento deja inconformes a los especialistas en el tema, ya que como todos sabemos, Kim se ha encargado de publicar cientos de fotos de sus hijos en redes sociales. Además, los pequeños han tenido apariciones en el reality de la familia Keeping up the Kardashians.

A pesar de la explicación que dio el equipo de la empresaria sobre este hecho, todavía no queda muy claro qué fue lo que la hizo cambiar de opinión, aún cuando hace poco North habría cuestionado la fama de su madre y que aparentemente, la niña quedó bastante conforme con la respuesta.