Getty Images

Cuando pensamos en el príncipe Harry se nos vienen muchas cosas a la mente:

1. Guapo
2. Royal
3. Pelirrojo
4. Barba
5. Sexy

¿Qué más podríamos pedir? ¡Nada, lo tiene todo!

Lamentablemente (para nosotras) ya encontró al amor de su vida, Meghan Markle, y están a unos cuantos días de darse el “sí” en la boda del año. Lamentablemente por cuestiones oficiales, uno de los mayores atractivos de Harry podría desaparecer ese día.

Lee: El papá de Meghan no estará en la boda real porque no quiere avergonzar a su hija

Debido a protocolos reales y militares, lo más seguro es que Harry tenga que quitarse su sexy barba. El royal vestirá su uniforme militar para la ceremonia y la regla dice que debe ir perfectamente pulcro así que tal vez tendrá que rasurase.

Getty Images

Lee: Las 7 reglas más raras que Meghan y Harry tendrán que cumplir en su boda

Sabemos de sobra que Harry es un royal rebelde, así que tal vez decida romper la regla y prefiera lucir su sexy barba. En caso de que usara su uniforme de Capitán General de la Marina Real, no será necesario que se rasure pues no es una regla, así que será hasta el sábado cuando por fin sabremos si se afeita o no.