El príncipe William y Kate Middleton organizaron una fiesta de Navidad para los militares británicos desplegados en Chipre y sus familias. La cita fue en el el Palacio de Kensington hasta donde llegaron los invitados, quienes se divirtieron con las actividades que organizaron los Duques de Cambridge.

Sin duda, la sorpresa de la tarde fue la nieve artificial que disfrutaron no sólo Kate y William, sino todos los asistentes. Y es que no solamente pudieron caminar ente la “nieve”, sino que armaron bolas con ella para jugar guerritas, en las que, para sorpresa de todos, Kate participó.

 

Kate jugó guerritas con bolas de nieve artificial. Foto: Getty Images.

Otro de los juegos fue “Los pasos de Santa”. Los niños pretendían ser renos buscando dulces. En esta actividad, los pequeños contaron con el apoyo de los Duques, quienes los ayudaron a hacer tarjetas navideñas y a preparar los dulces.

Kate ayudó a los niños a decorar las tarjetas y dulces. Foto: Getty Images.

Kate fue sin duda la estrella de la fiesta, pues convivió con los militares, sus esposas e hijos y todos reconocieron la labor y carisma que ella tiene. “(Kate) está muy consciente de todo lo que atraviesan las esposas y las familias”.

Kate consintió con dulces a los niños. Foto. Getty Images.

Quizá con sus hijos sea un poco más estricta en cuanto a la alimentación, pero en esta fiesta, Kate consintió a los niños con varios dulces.

Una mujer preguntó al príncipe William por qué sus hijos no habían asistido a la fiesta. “Porque no puedo hacer esto y cuidar de ellos”, respondió él. El Príncipe aprovechó que no debía vigilar a sus pequeños para ayudar a los niños a hacer trufas de chocolate.

William hizo trufas de chocolate con los niños. Foto: Getty Images.

Por supuesto, en esta fiesta navideña no pudo faltar Santa Claus, quien se tomó fotos con los niños.

Santa Claus no pudo faltar a la fiesta. Foto: Tim Rooke/Shutterstock.