Getty Images

Meghan Markle anunció su embarazo hace poco más de una semana. La Duquesa de Sussex se encuentra en su gira oficial por Australia, Fiji y Tonga, sin embargo, debido a los síntomas de su embarazo ha tenido que cancelar algunos eventos y confesó que tiene un truco para combatir las molestias en la madrugada.

Antes de embarazarse, Meghan ya practicaba yoga, pero la actividad también le está sirviendo para combatir el insomnio y el jet lag. La royal confesó que si en la madrugada se despierta y no consigue volver a dormir realiza una sesión de este ejercicio.

Lee: Meghan Markle rompió el protocolo con un escote inesperado

Expertos en el tema aseguran que está actividad tiene demasiados beneficios durante el embarazo, aquí nombramos algunos.

El fortalecimiento de los músculos, equilibran el hierro y el calcio.

Ayudo en el movimiento del periné y la movilidad de las articulaciones.

Lee: 5 alimentos que Meghan Markle no podrá comer durante su embarazo

Crea espacio para que el feto se pueda mover con mayor facilidad. Liberan el diafragma, expanden la cavidad pelviana y aumenta la circulación del útero.

Alivia el estreñimiento, las nauseas y los vómitos.

Crea una mejor conexión con el bebé.