Charlotte es muy coqueta. Aquí en la foto que publicó la familia real británica el 2 de mayo de este año, cuando cumplió tres añitos. CRÉDITO (INSTAGRAM, KESINGTON ROYAL)

A sus tres años, Charlotte ya tiene algunos de sus gustos bien definidos.

Uno de ellos es propio de una royal: los caballos. Su mamá, Kate Middleton, se le comentó hace un tiempo a la atleta ecuestre paralímpica Natasha Baker, cuando se encontraron en un evento. “Le pregunté cómo eran sus niños (George y Charlotte en ese momento) y me dijo que a Charlotte le encantan los caballos, lo cual es genial”, dijo la jinete británica, quien ha ganado cinco medallas de oro en Juegos Paralímpicos.

Lee: El único juguete que William y Kate no dejan que Charlotte y George tengan

En ese momento Charlotte tenía sólo año y medio, y Natasha recuerda que la duquesa de Cambridge enfatizó en la pasión de la pequeña por estos animales: “Y aunque admitió que a ella (Kate) no le fascina montar, esta dispuesta a alentar y defender esta pasión de su hija”.

El desfile Trooping the Colour en 2016. (Foto: Ben A. Pruchnie/Getty Images)

 

En efecto, la duquesa no es fan del mundo ecuestre, recordemos que ella proviene de una familia de clase media en la que esas actividades son digamos que más complicadas de costear.

Sin embargo hoy Kate pertenece a un clan en el que la equitación es practicada casi como forma de vida y Charlotte tiene grandes ejemplos, desde la reina Isabel II pasando por sus tíos abuelos, su abuelo Carlos, su tío Harry y su papá William (a quienes es habitual ver en torneos de polo) hasta su hermanito George, quien monta desde que empezó a caminar sin problemas y alentado por sus papás.

Lee: A sus 3 años, Charlotte se encargó de organizar a los pajes en la boda real

Después de los caballos parece que hay otro gusto de Charlotte que es más común en cualquier niña de su edad: los accesorios para el pelo.

Desde era una bebé es habitual ver a la princesita impecablemente vestida y peinada con pasadores, diademas o lacitos que la hacen ver encantadora. Basta ver su más reciente aparición pública y oficial en el bautizo de su hermanito Louis, el 9 de julio, pero desde que tenía unos meses de nacida se dejaba ver muy coqueta.

Veamos los momentos que nos han fascinado de ella con sus accesorios para el pelo:

En su viaje a Canadá, en 2016, lució moñitos de diferentes colores. (Foto: Chris Jackson/Getty Images)
En la boda de su tía Pippa en mayo de 2017. (Foto: Getty Images)
Durante su viaje a Polonia y Alemania el año pasado. (Foto: Chris Jackson/Getty Images)
En la boda de su tío Harry, en mayo de este año, recién cumplidos sus tres años. (Foto: Jane Barlow – WPA Pool/Getty Images)
Aquí en el bautizo de su hermanito Louis hace unas semanas. (Foto: Dominic Lipinski – WPA Pool/Getty Images)