Shutterstock

¿Alguna vez has visto el documental de la vida de Demi Lovato, Simply Complicated? Si tu respuesta fue sí, seguramente ya habrás notado que, aunque su perfeccionismo la llevó a la cima, también la llevó a la autodestrucción. Como prueba, recordamos la primera escena:

Productor musical: “Me gusta esta toma”.
Demi: “Tengo que suavizar la ultima nota”.
Productor musical: “Claro, en un mundo perfecto”.
Demi: “Tiene que ser un mundo perfecto, es mi álbum”.

Demi Lovato acaba de cumplir 26 años y lamentablemente los celebró en un centro de rehabilitación, después de que el martes 24 de julio la cantante y actriz fuera ingresada al hospital tras sufrir una sobredosis de heroína. Sabemos todas las altas y bajas que ha tenido durante todo su proceso de recuperación en el pasado.

¿Cómo comenzó esta historia?

La respuesta es sencilla, pero a la vez complicada, como lo dice su documental, Simply Complicated que estrenó en el 2017. En él, Demi habla sobre sus adicciones, bipolaridad y su trastorno de alimentación, no obstante, el detonador de estas enfermedades, sin duda, fue su obsesión por el perfeccionismo. Expertos en estos temas aseguran que las adicciones y enfermedades como la bulimia, se deben a múltiples situaciones como tu entorno familiar, social, profesional etc. Y claro, la ex estrella de Disney cumple con todas ellas, pues por ejemplo en su familia, su padre biológico era alcohólico, en la escuela le hacían bullying y en su profesión era constantemente presionada.

Lee: Repasamos la complicada historia de Demi Lovato con las adicciones

Pero, sin duda, la pequeña chispa con la que inició el fuego fue, como mencionábamos anteriormente, la perfección. Desde que era una niña comenzó modelando, más tarde entró al programa de Barney y en cuanto entró a Disney —aún más consciente de lo que estaba haciendo con su vida profesional— empezó a admirar a celebridades que eran extremadamente delgadas, incluso, hizo un collage con fotos de cómo quería tener el cuerpo. Cabe mencionar que una de sus ídolas era Amy Winehouse, por como cantaba y por lo delgada que era.

Demi Lovato

Su madre, Dianna De La Garza, quien también fue entrevistada en dicho documental, aseguró:

“Un día me encontré una copia del diario de Demi en donde había hecho un dibujo de cómo se percibía así misma: gruesa. En la siguiente página, hizo otro esquema donde se veía extremadamente delgada y decía: ‘Así es cómo me debo de ver para ser una estrella’.

Dianna continuó: “Nunca supe decirle que eso no era sano… Nunca pensé en decirle esas cosas porque yo misma no lo sabía. Mi deseo por la perfección. Creo que siempre fui así. Sentía que tenía que ser delgada para ser hermosa y tener éxito. Tal vez les transmití eso a mis hijas. Querer que todo sea perfecto”.

Lee: Esto es lo que pasará con Demi Lovato cuando salga del hospital

En otra parte del documental, su familia cuenta que la cantante descubrió su don desde los cinco años y desde pequeña estuvo en lecciones de canto y actuación. De hecho, comenzó a tocar la guitarra desde los ocho años y pasaba noches enteras perfeccionando su técnica:

“Cuando terminé de hacer Barney, me di cuenta que había mucha presión en encontrar trabajo. Y la presión no venía de nadie más que de mí. Sólo quería tener éxito”, comentó la cantante.

Después de la película de Disney, Camp Rock se convirtió una estrella.

“Fue de la noche a la mañana… Mirando atrás, creo que era demasiado digerir para cualquiera y más para una niña”, dijo Lovato.

Acerca de este tema, su mánager, Phil McIntyre, reveló: “Creo que para Demi estar Disney fue mucha presión”.

Es importante decir que Demi estaba trabajando en la música, televisión y películas. Todo al mismo tiempo.

Madison De La Garza, su hermana, confesó: ” Se pusieron muchas expectativas en ella a los 15 años”.

Y Demi siguió: “Sentí que la presión aumentó, comencé a sentir que me debería verme de cierta manera, canta cosas que a otros les gustara, en lugar de cantar música que a mí me encantara… Había más presión por tener éxito. Cifras y listas de popularidad. Yo era una perfeccionista y tenía que convertirme en la mejor”.