La historia de amor del príncipe con la actriz comenzó cuando Harry vio la serie Suits y de inmediato se sintió atraído por Meghan, quien interpretaba a la abogada Rachel Zane, después de eso un amigo en común, Markus Anderson, los presentó en un club en Londres en 2016 y la química fue inmediata.

“Una de las primeras cosas de las que hablamos fue como hacer un cambio en el mundo” acaba de confirmar Meghan en la primera entrevista que ambos dieron después del compromiso, anunciado este lunes.

Después del primer flechazo, siguió una serie de encuentros secretos entre la actriz y el royal. Entre viajes a Toronto, donde ella grababa Suits y Londres, la relación fue avanzando al punto que en octubre de este año la actriz incluso conoció a la reina Elizabeth II.

Poco antes ambos emprendieron un viaje a Botswana en septiembre, durante el cual, se especula, sucedió la proposición. África es un lugar muy especial para el príncipe ya que su madre, Diana, realizó muchos trabajos de caridad ahí y él mismo ha realizado numerosas visitas con organizaciones de beneficencia.

Después de todo lo anterior, muchos ya sospechaban que el compromiso entre ambos era inminente y ya se especulaba que el anuncio sería en estas fechas, Y así fue, Clarence House, la casa del príncipe Charles, padre de Harry, confirmó el lunes 27 de noviembre el compromiso entre ambos y adelantó que la boda será en la primavera del próximo año.

Chris Jackson/Getty Images

Harry y Meghan salieron a los jardines del palacio de Kensington para saludar a los medios y tomarse algunas fotografías, en donde se pudo apreciar el espectacular anillo que el royal le dio a la actriz, el cual fue diseñado por él mismo y tiene diamantes que son parte de la colección que tenía la princesa Diana.

Tim Rooke/REX/Shutterstock

Por supuesto, el mundo entero está especulando acerca de todos los detalles de la boda, como quiénes estarán invitados, en donde será y por supuesto, qué usarán los novios. En cuanto al vestido de Meghan, en 2016 dio una entrevista a una reconocida revista de moda en donde habló de cómo le gustaría que fuera cuando llegara el momento:

“Mi estilo personal es muy relajado. Clásico y simple, quizás con un toque moderno. Personalmente prefiero vestidos que tengan un toque romántico sutil. Delphine Manivet y Christos Costarellos son mis favoritos por su belleza y originalidad. Siempre seré fan de Ellie Saab y J. Mendel es espectacular también, especialmente para diseños con más estructura” declaró Meghan.