La abeja reina del clan Kardashian-Jenner acaba de confirmar que padece de dismorfia, un trastorno corporal que consiste en una preocupación fuera de lo normal por algún defecto físico que puede ser real o imaginario.

Así que si Kim Kardashian ve algún defecto en su cuerpo, le da un ataque de pánico y ansiedad severo, que causa un malestar psicológico y que además, deteriora su desempeño social y laboral.

“Parece que la gente está esperando la minima oportunidad para avergonzarte. Literalmente, me produce dismorfia”, dijo Kim Kardashian en el último episodio de Keeping Up With The Kardashians.

Getty Images

A pesar de que la estrella de reality show comparta a través de redes sociales imágenes donde se muestra muy atrevida y al parecer segura de si misma, Kim puede llegar a obsesionarse de sus propios defectos al grado de causarle depresión. 

Beach bums

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Kim sufrió de este trastorno al ver sus imágenes con celulitis en redes mientras vacacionaba en la playa. En casos extremos la dismorfia puede causar que veas diferente tu cuerpo.