Getty Images

¡Más reglas! ¡No puede ser! Hablando de reglas, sabemos que los royals deben seguir ciertos protocolos. Algunos han sido publicados últimamente. Por ejemplo, tienen prohibido comer cierto tipo de alimentos durante sus viajes o firmar autógrafos a la gente en general, debido a que les pueden falsificar la firma.

Lo último que salió fue que el príncipe William no debe viajar en el mismo avión que George y Charlotte. Y por ende, tampoco George y Charlotte. ¿Por qué? Simplemente por seguridad, ya que si sucede algún accidente, la realeza británica tiene la posibilidad de proteger su linaje.

William-Kate Middleton
Getty Images

Sin embargo, hemos visto que la familia viajan juntos y todo esto porque tras el nacimiento del príncipe George en 2013, William pidió permiso especial a la reina para romper esta tradición y permitir que George acompañara a los duques en su gira real a Australia y Nueva Zelanda a principios de 2014.

Según la BBC, un porta voz de la realeza dijo que aunque no hay una regla oficial sobre esto, la reina Isabel II tiene la última palabra. La razón por la que la soberana de Inglaterra ha accedido a esto, es porque ahora los aviones son más seguros, ya que recordemos que anteriormente se consideraban uno de los transportes más peligrosos.