Getty Images

Cada cierto tiempo en Hollywood suele aparecer una actriz que parece estar en todas las películas y que pasa rápidamente de ser una desconocida a convertirse en una gran estrella. Jennifer Lawrence ocupó ese lugar y luego fue el turno de Jessica Chastain. El 2016 fue, sin dudas, el año de Haley Bennett.

Con papeles importantes junto a Denzel Washington y Chris Pratt en Los siete magníficos, Emily Blunt en La chica del tren y Warren Beatty en Rules Don’t Apply. La mujer que coprotagonizó Weightless, del maestro Terrence Malick con Ryan Gosling y Natalie Portman, nos cuenta quien es y por qué no quiere ser la chica del momento.

Su colección personal de películas en una hoja de papel
La verdad es que cuando me mudé a California no tenía ningún plan. Pero 3 meses después ya tenía un agente y había conseguido trabajo en una película con Hugh Grant y Drew Barrymore que se llamaba Letra y música. Eso llevó al siguiente proyecto, y ese al otro. Así es como he llegado hasta aquí.

Yo solía llevar siempre conmigo una hoja de papel, que hoy es una de mis posesiones más valiosas, y que le daba a los directores con los que trabajaba y les pedía que escribieran allí el nombre de una película que hubiera causado en ellos una gran impresión. Increíblemente me ha tocado ser dirigida por muchos de los que hicieron varios de los filmes de esa lista.

No soñaba con ser actriz
Siempre me encantaron las películas, era lo que unía a mi familia. Aún en las horas más oscuras me iba a ver un film y me perdía en la historia. Es algo que nos permite imaginar y que te ayuda a transformarte como persona. Pero lo cierto es que en la parte rural de Ohio de donde soy yo, no existía la posibilidad de convertirme en actriz. No hay teatros. No hay cultura ni nada que me ayudara a cultivarla. Eso fue algo que se dio después de que me mudase a California. Pero cantaba en el coro y participaba en las obras de mi escuela secundaria. Me encantaba todo lo que tuviera que ver con el arte.

No le gusta ser la chica del momento
Es una posición peligrosa. Eso genera muchas expectativas, y yo prefiero hacer mi trabajo sin tener que responder a lo que la gente espera de mí. Aún así, no me quejo. Soy muy afortunada de poder trabajar con la gente que admiro. No puedo creer que me haya convocado Warren Beatty. Adoro sus películas, desde Reds a Shampoo y Lilith, que fue una de las primeras películas que me fascinó. Adoro a Jean Seberg. Me encantó Warren en Esplendor en la hierba. No puedo creer que me haya tocado actuar junto a él.

Vivir de la actuación le parece irreal
No puedo creer que me haya tocado vivir todo esto. Muchas veces siento que no me lo merezco. De todos modos, es fantástico lo de poder trabajar con gente que me desafía y me inspira todo el tiempo, que me ayuda a ver las cosas de una manera diferente. Actuar me permite profundizar en mí misma y descubrir de qué estoy hecha. De eso se trata, no de ser la chica del momento. Lo que sí puedo decir es que me conecto de verdad con todos los personajes que interpreto. Alguien me ha señalado que los que suelo elegir siempre han perdido algo. No sé por qué me identifico con los personajes que han experimentado una pérdida, pero aparentemente eso es lo que me interesa…

Su padre la crió
Mi padre era mecánico y tenía un taller de reparaciones. Crecer sola con él me dio una perspectiva interesante en la vida.

Busca la independencia, se guía por su instinto
Tratar de tener una larga carrera. Por ahora, simplemente está tomando forma. A medida que pasa el tiempo siento que tengo más control sobre ella. Cuando recién comencé, estaba a la merced de los demás. No puedes elegir los proyectos en los que quieres trabajar, aceptas lo que te ofrecen. Y sin embargo, desde un primer momento me atreví a tener una opinión sobre los proyectos en los que quería participar. Sigue siendo así. Me dejo llevar por mi instinto a la hora de elegir, y también importa la conexión que tengo con el director y con los otros integrantes del elenco…

Por Gabriel Lerman

Leer más