Siempre aventurera y temeraria, la cantante ha demostrado que no le tiene miedo a nada (ni siquiera a deshacerse de su icónica melena rubia), y ahora como imagen de Koleston asegura que las sorpresas apenas comienzan.

 

No podemos dejar de cantar tu canción “Mi nuevo vicio”, ¿cuál es el tuyo en temas de belleza? Yo diría que experimentar con mis looks, soy adicta a probar cosas nuevas y me encanta evolucionar junto con mi música. Hasta ahora con lo menos había jugado con mi pelo, pero estoy dispuesta a seguir haciendo cambios. ¡No tengo miedo!

 

Siempre usas vestidos y minifaldas, ¿qué consejos nos puedes dar para unas piernas perfectas? Llevo más de 17 años practicando ballet clásico, hago una rutina diaria de barras que me ayuda a tonificarlas y a trabajar el músculo, ¡ahora soy fan de la bicicleta y pasear por la ciudad! También me gusta esquiar, desde niña me encanta ir de vacaciones a la nieve, soy súper intrépida y rebelde. Todo esto me ha ayudado.

PAULINA RUBIO (3)

 

Los 6 secretos de la chica dorada

¿Te arrepientes de algo en cuanto a tu arreglo personal? Claro, cuando era más joven, me fascinaba tirarme horas bajo el sol y me ponía una mezcla de aceite de coco con yodo para verme súper morena, ¡no sabía lo malo que podía ser para la piel! Ahora me cuido y protejo cada que voy a un lugar caluroso, si quiero traer un tono de piel más oscuro tomo jugo de zanahoria y uso cremas que dan color.

¿Quién es tu mayor inspiración de belleza? Mi mamá. Debo confesar que a veces en Timbiriche me sentía como el patito feo y ella siempre me levantó el ánimo, me aseguraba que la autentica belleza venía del interior. Todo el tiempo me decía que un día iba a crecer y me vería muy guapa; me dio confianza en mi misma. ¡Además me encanta su olor de pelo!, por eso me pinté algunas mechas oscuras o lowlights, es un tributo que quiero rendirle.

PAULINA RUBIO (2)