Foto ImaxTree

Si no tienes tiempo (o presupuesto) para ir cada 15 días a un nail bar, no te preocupes, pues puedes lograr unas manos perfectas desde la comodidad de tu casa y más cuando tienes a tu alcance los productos necesarios.

Lee: Los lugares para hacerte mani que son trending topic en la CDMX

Así que continúa leyendo y sigue el paso a paso para hacer tu propio manicure.

Esto es lo que necesitas:

1. Quita esmaltes y algodón
2. Un recipiente con agua
3.  Un palito de naranja
3. Una lima de uñas
5. Base, esmalte y top coat
6. Crema de manos

Lee: Compartir mani con tu mascota: la última moda viral

Una vez que tengas todo lo que vas a utilizar, remueve el esmalte (si es que tienes las uñas pintadas), posteriormente introduce los dedos en el recipiente con agua tibia y deja reposar por unos cuantos minutos, retira el exceso de cutícula con un palito de naranja. Hazlo con mucho cuidado para no lastimarte y si tienes la cutícula muy delgada te recomendamos que la dejes tal y como está, pues el quitarla constantemente hace que nazca más gruesa.

Lee: 5 tips que ayudarán a que dure más tu manicure de gel

El cuarto paso consiste en darle forma a las uñas con una lima, hazlo de la manera que más te guste, pueden ser redondas, cuadradas, largas o cortas. ¡Tú eliges!.

Ya que tus uñas estén preparadas aplica una capa de base, si quieres puede ser algún endurecedor o tratamiento que las proteja. Después da dos capas de esmalte de tu color favorito. ¿El nuestro? El nuevo tono Peonia de la colección La Vie En Rose de Jessica Nails, ya que no tiene formaldehído, resina de formaldehído, tolueno, DSP, alcanfor, xileno o tosylmida de etilo, también es libre de crueldad animal y vegano. La mejor parte es que es un tono ideal para los siguientes meses ya que refleja los colores de las flores de primavera. Por último aplica una capa de Top Coat para dar un efecto en gel y lograr que el color dure intacto por más tiempo.

Recuerda no hacer nada durante 15 minutos aproximadamente hasta que estés cien por ciento segura de que ya se secó el esmalte, por que ya sabes, luego suceden verdaderas desgracias. ¿El toque final? Humecta manos y cutícula con una crema súper hidratante.