Recuerdo la primera vez que escuché la palabra suero. Me quedé con cara de what?. Al probar el primero y ver los beneficios en mi piel me di cuenta que siempre incluiría uno en mi rutina de belleza. Para todas aquellas que no saben, un suero es un producto con una altísima concentración de activos. Tiene una textura ligera, casi acuosa que penetra las capas más profundas de la piel.

Lee: ¡Adiós filtros! te decimos cómo conseguir una piel glowy

Es una gran inversión pues en cada aplicación solo son necesarias dos o tres gotas por lo que el producto puede rendir largo tiempo. Los hay para todo tipo de pieles y necesidades. Si tienes piel grasa puedes probar Fresh Herb Origin de Natural Pacific que ayuda a hidratar, balancear, minimizar poros y granitos.

Si tienes piel seca y quieres darle hidratación y glow el nuevo suero Glow Booster Capture Youth de Dior es perfecto. Además cuentan con cuatro sueros más para cubrir otras necesidades como matificar, disminuir rojeces y dar un efecto lift a la piel.

Para prevenir signos de envejecimiento, La Mer es experto.

Lee: Esta mascarilla te hará lucir 30 años mayor por minutos, pero dejará tu piel radiante

Hay que recalcar que un suero no sustituye una crema. Al contrario estos dos productos son el complemento perfecto para tener una piel radiante y balanceada ¿la edad para empezar? Puede usarlos desde una joven de 23 que quiere prevenir brotes hasta una mujer de 50 que quiere corregir arrugas. Recuerda que el mercado de la belleza es amplio y existe un suero para cada necesidad.