Foto: Julien Boudet/BFA/Shutterstock

¿Te ha pasado que por más que haces dieta y ejercicio no logras eliminar la grasita extra en el abdomen? Si la respuesta es sí, te tengo una solución que en tan solo unas semanas te ayudará a notar grandes cambios en tu figura. Sigue leyendo y entérate de qué se trata.

Por más que intentaba cualquier cosa para marcar mi abdomen, noté que no lograba bajar las llantitas de los costados, por eso decidí acudir a 180 grados, una clínica que es la solución a los problemas integrales del cuerpo. Cuentan con dos diferentes áreas (la sucursal de Nápoles es la única que cuenta con tres, la extra es de ejercicio) aparatología y la parte de nutrición. Es ideal para las personas que buscan perfeccionar esos detalles que podrían mejorar en cualquier zona específica.

Después de hacerme un estudio integral, me dijeron que lo que necesitaba era probar la radiofrecuencia y la electroestimulación para lograr mis objetivos. ¿De qué se tratan?

La radiofrecuencia es un tratamiento que funciona por medio de calor. Es multipolar y genera energía para trabajar en la profundidad de la piel, logrando eliminar la celulitis y desprender la grasa para que se reduzca. También ayuda a bajarla para poder marcarte más fácil y rápido. El que probé se llama The Lift y puede ser aplicado al rostro. Es una sensación de mucho calor, pero no es nada molesta.

La segunda tiene distintos programas. El que intenté fue el Bodyempower para conseguir tonificación muscular. Se colocan los electrodos de manera estratégica en ciertos músculos del abdomen como los oblicuos para mandar impulsos que generan una contracción, es como si cargaras peso o estuvieras haciendo ejercicio. Es un poco doloroso y conforme van pasando las sesiones, va aumentando la fuera, así que cada vez es más pesado.

Es cuestión de ser paciente y acudir a todas las sesiones recomendadas para lograr tu meta. Es importante mencionar que para mejores resultados, debemos continuar con una dieta balanceada y ejercicio, de lo contrario no funcionará. Este tipo de tratamientos son una adición, más no un remedio “milagro”.

Para más información, visita cientoochentagrados.mx